en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

jueves, junio 20, 2013

Vacuum: el fascismo en diez líneas

Martin Heidegger, el primer, único y gran pensador que comprendió la esencia del fascismo. Sólo somos "fascistas" "-en el supuesto de que nos sometamos al lejano mandato del inicio de nuestra existencia histórico-espiritual-" ("Discurso del Rectorado", 1933).


 


En tiempos del emperador Adriano el cielo quedó vacío. Los dioses paganos arios habían muerto, los dioses semitas monoteístas estaban todavía por llegar. Ese vacuum tenía que haber sido llenado por la filosofía con una ética de la verdad, una estimativa heroico-trágica que el estoicismo apenas esboza. Pero los europeos no fueron capaces de soportar esa verdad, no estuvieron a la altura de su destino histórico (basta conocer un poco a la patética "extrema derecha" actual para entender por qué) y retrocedieron ante la nada, de puro terror.

!Este acto de cobardía, cuyos antecedentes intelectuales remóntanse hasta Platón, nos va a costar muy caro! Las conversiones masivas al judeocristianismo, con las sinagogas como "playas de desembarco" oriental en Europa, la invasión de los valores antiheroicos y antitrágicos de Abraham, comienza entonces. El "fascismo", dos mil años después, resulta inexplicable sin Nietzsche, que captó por primera vez el entero proceso social de descomposición axiológica iniciado en el Gólgota.

¿Pertenecemos a la humanité (humanidad)?:
"L'humanité consiste à exterminer ses ennemis"

No otro es el motivo de que Heidegger, siguiendo y radicalizando a Nietzsche como el nazismo radicalizara al fascismo originario (pero en este caso en la dirección acertada), proclamase la necesidad de restituir Europa a su fundación presocrática. Es el famoso "Discurso del Rectorado" (Friburgo, 27 de mayo de 1933):
Pero, si debe haber ciencia y si debe existir para nosotros y por nosotros, ¿en qué condiciones puede realmente existir? / Sólo si nos situamos de nuevo bajo el influjo del inicio de nuestra existencia histórico-espiritual. Este inicio es el surgimiento (Aufbruch) de la filosofía griega. Con ella, el hombre occidental, por la fuerza de la lengua de un pueblo, se erige por primera vez frente al ente en su totalidad, cuestionándolo y concibiéndolo como el ente que es. Toda ciencia es filosofía, lo sepa y lo quiera, o no. Toda ciencia sigue ligada a ese inicio de la filosofía. De él extrae la fuerza de su esencia, suponiendo que siga estando a la altura de ese inicio. / Queremos recuperar para nuestra existencia dos rasgos característicos de la originaria esencia griega de la ciencia. / Entre los griegos circulaba un viejo retrato según el cual Prometeo había sido el primer filósofo. Es a Prometeo a quien Esquilo hace decir una máxima que expresa la esencia de la ciencia: "Pero el saber es mucho más débil que la necesidad". Lo cual quiere decir: todo saber acerca de las cosas permanece de antemano entregado a la hegemonía del destino y fracasa ante él (Heidegger, M., La autoafirmación de Universidad alemana, Madrid, Tecnos, 1989, pp. 9-10).
Heidegger no nos propone la recuperación del culto pagano. Antes bien, nos recuerda que, por encima del saber y del entero panteón indogermánico, es el destino el que impera. Quizá convenga sacar ahora a colación una afirmación de Nietzsche que converge, desde su propia procedencia, con el citado fragmento de Heidegger:
Creo en la frase de los antiguos germanos: Todos los dioses tienen que morir (Nietzsche, F., La inocencia del devenir, I, &1).
El fascismo no se puede definir por sus rasgos tácticos o por la forma de estado. Ni siquiera por la ideología: no existe una ideología fascista. Lo esencial del "fascismo" son los valores. Sus dioses. De ahí el aspecto aparentemente "oportunista" del discurso político fascista. El fascismo pasa por empuñar la nada, la muerte, expresamente, como fundamento del heroísmo. Es metapolítica pura y por ello se confunde con una religión. El fascismo encarna la filosofía "pagana" armada. Por supuesto, me refiero al "fascismo" en su sentido normativo, no sólo descriptivo-histórico.*
La primera vinculación es con la comunidad nacional, y obliga a participar, compartiéndolos y coejerciéndolos, en los esfuerzos, anhelos y capacidades de todos los miembros y estamentos de la nación. Esta vinculación se afianzará en adelante y arraigará en la existencia estudiantil mediante el servicio del trabajo. / La segunda vinculación es con el honor y el destino de la nación entre los demás pueblos, y exige la disposición -afirmada en el saber y el poder, y adiestrada por la disciplina- de entregarse hasta el límite. Esta vinculación abarcará y atravesará en el futuro la entera existencia estudiantil como servicio de armas. / La tercera vinculación del estudiantado es con la misión espiritual del pueblo alemán. Este pueblo forja su destino colocando su historia en medio de la manifiesta hegemonía de los poderes de la existencia humana que configuran el mundo y luchando, una y otra vez, por conseguir su mundo espiritual (Heidegger, M., op. cit., p. 14).
A vueltas con el "fascismo".
 
Pero no hay otro camino para los europeos. Cristianismo, nunca más. Para derrotar a la oligarquía en el plano político es menester vencerla espiritualmente primero en los corazones. Tenemos que arrancar a Jesús de nuestro interior: extirparlo como un cáncer. Hay que experimentar el abismo antes de poder pronunciar esas palabras sagradas, "soy fascista". El "fascismo" es una vivencia espiritual de la verdad. "Fascistas" hay pocos. En Europa necesitaríamos legiones enteras. Pero sólo disponemos de pútridas ultraderechas meapilas burguesas, que profesan el "amor" cristiano (=saquear, asesinar sin piedad) y "creen" en la "vida eterna"; católicos que loan al "Dios Yahvé" (=la inmortalidad de su adorado ego) y ensálzanle por encima de la nación. !Menudos patriotas! !Suya es la "espiritualidad" del más allá! No debería extrañarnos que se vendan al enemigo por cuatro euros cuando hasta lo sagrado se reduce para ellos a un contrato de salvación personal (un "seguro de vida" ultraterreno, una póliza teológica). Es el caso del hediondo traidor ex misino Gianfranco Fini. Helo aquí revolcándose con la ramera berluscona antes de arrodillarse ante Tel Aviv para salmodiar que el fascismo fue el "mal absoluto".

Nietzsche: "Dios ha muerto".  
Nuestra tarea es "construir el fascismo"; mas este proceso empieza en el alma, no agrediendo en la calle a inmigrantes indefensos o perpetrando actos terroristas contra la población. Abocad vuestro ser al vacuum y soportad la mirada de la nada, identificaos con ella, sed vosotros mismos la cifra viviente del precipicio existencial. A partir de ahí podremos devenir fascistas. Pero sin paraíso ni huríes. Tod mit unsNosotros hemos sido expulsados de la humanidad. El "fascista" es aquél a quien puédese asesinar impunemente en nombre de la "compasión", el "paraíso", la "alegría", los "sentimientos"...; en suma, el "bienestar" del mono con corbata... Tenemos que autointerpretarnos como ente (Dasein) -los mortalesno como "seres humanos",-, siempre allende toda esa piara de usureros que condensa y consuma los bochornosos "ideales" del "último hombre". ¿No lo entendéis, oh presuntos héroes épicos? Es vuestra genuina dignidad aquello que se decide aquí. Antes de llegar a esta encrucijada sólo nos arrastramos por la existencia en calidad de meros "ejemplares" de una especie zoológica, el homo sapiens -los humanes-, que en nada se distingue esencialmente de un virus:
Las condiciones en las que se me comprende, y luego se me comprende por necesidad, - yo las conozco muy exactamente. Hay que ser honesto hasta la dureza en cosas del espíritu para soportar simplemente mi seriedad, mi pasión. (...) Hay que haberse vuelto indiferente, hay que no preguntar jamás si la verdad es útil, si se convierte en una fatalidad para alguien... (...) Pues bien, sólo ésos son mis lectores, mis verdaderos lectores, mis lectores predestinados: ¿qué importa el resto? - El resto es simplemente la humanidad. - Hay que ser superior a la humanidad por fuerza, por altura de alma, - por desprecio... (Nietzsche, F., El Anticristo, Prólogo).
Un sacrificio "con compensación" (=felicidad, reino de Dios, utopía) mancilla nuestra ética. El heroísmo es un fin en sí mismo y cuando respetamos los cánones espirituales "fascistas" hemos ya vencido de iure a los lacayos de Sión. Sólo entonces podremos derrotarlos de facto. Sólo entonces derrotarles en la guerra será una victoria auténtica contra los opresores oligárquicos.

 Quien quiera oír, oiga.

La Marca Hispànica
20 de junio de 2013

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2009/01/la-religin-germnica.html

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2011/01/la-religion-germanica-y-el-ocaso-de-los.html

*Esta distinción la explicó ya la bitácora FILOSOFÍA CRÍTICA, pueden leerla en los comentarios a la polémica con ácratas.net y se desarrollará en un próximo post donde abordaremos otra vez el tema de siempre.

Retórica y práctica del antifascismo sionista: el "islamofascismo".
Combatiente palestino caído (Gaza) en defensa de su pueblo.





 























DOCUMENTACIÓN ANEXA

"No es nuestra misión obligar al hombre alemán a aceptar una nueva fe ni tampoco enseñarle nuevas ideas y formas. Lo único que nosotros queremos es despertar fuerzas y anhelos, que dominan desde tiempo inmemorial en el corazón alemán, igual que una hoguera necesita una chispa exterior para prenderse y elevar sus brillantes llamas hacia el cielo. Cuando los alemanes sean nuevamente alemanes y sigan los mandatos de la voz pura de su sangre, volverán por sí mismos a la fe alemana.
Porque ¿qué son cuando no hablan en alemán a su dios, cuando, desde el punto de vista religioso, no sienten ni aspiran de acuerdo con su forma de ser, es decir, en lo más profundo de su gran alma?
La fe no es un medio para librarse de las miserias de este mundo. Es la expresión de las fuerzas más profundas de un pueblo, eterna obligación del hombre hacia dios, para vivir en la comunidad en que hemos nacido.
Para nosotros la fe no es el derecho a la bienaventuranza, sino una obligación para la lucha por el pueblo y por la sangre. Nos es indiferente el hecho de que nosotros, entonces, seamos considerados por los sabios cristianos como destinados al cielo o condenados al infierno, porque del cristianismo nos separa, creando un abismo, lo siguiente: Nosotros no aspiramos a una recompensa en forma de una vida tranquila después de la muerte, porque esto representa un espíritu comercial judío y liberaloide. ¡Cree, reza, confiésate, haz penitencia y te has ganado el cielo! No, ¡trabaja, lucha y cree en tu pueblo! ¡No preguntes por la recompensa ni qué va a ser de tu vida! Pregunta: ¿cómo puedo servir a mi pueblo? ¡Vive de acuerdo con sus intereses y habrás cumplido con tu deber! Nuestro pueblo, la comunidad, es nuestra ley suprema, ley que para nosotros es inatacable, sagrada y eterna. Y por eso no preguntamos ya: ¿cómo está redactado en las escrituras? ¿Qué dice Roma? Sino que preguntamos: ¿cómo lo quiere la Ley? ¿Cómo lo quiere la comunidad?"

 Gott und Volk. Soldatisches Bekenntnis

(Dios y pueblo. Credo del soldado). Anónimo del Deutsche Arbeitsfront, DAF, Frente Alemán del Trabajo.  Theodor Fritsch Verlag, Berlin, 1930.


Esta información ha sido aportada al blog FILOSOFÍA CRÍTICA por el usuario Frey y hemos considerado pertinente anexarla a la entrada a pesar de que requiere de un importante trabajo de contextualización e interpretación. Estamos a la espera de recibir un ejemplar del original alemán para reproducir el pasaje e indicar la página. Hay traducción española (Dios y raza. Credo del soldado alemán, Anónimo, Sieghels, Argentina, 2008, p. 46) con epílogo de Ramón Bau.



CONSECUENCIAS INEVITABLES DE LA DESTRA
 
GIANFRANCO FINI, EL EX FASCISTA QUE RENIEGA DE MUSSOLINI
 
 
IRENE HDEZ. VELASCO desde Roma

26 de marzo de 2009.- Hay quien, con un punto evidente de ironía, considera que Gianfranco Fini sería un perfecto líder del centro-izquierda italiano. Sin duda no es para tanto. Pero tampoco supone un inmenso disparate.

En cualquier caso, lo que esos sarcasmos ponen en evidencia es el profundo cambio que ha protagonizado alguien que hasta no hace mucho se declaraba abiertamente un nostálgico de la dictadura del 'Duce' y que a lo largo de su dilatada carrera política ha dicho perlas como "Mussolini ha sido el más grande estadista del siglo", "Aún creo en el fascismo, sí, creo", "Casi medio siglo después, el fascismo sigue vivo", "Nadie puede pedirnos que renunciemos a nuestra matriz fascista" y demás.

Gianfranco Fini, el hombre que durante años fuera el gran tótem del neofascismo italiano, hace ya años que comenzó un viraje ideológico. Pero, por si a alguien aún le cabía alguna duda al respecto, el líder de la ya extinta Alianza Nacional (su formación se ha disuelto para fundirse el próximo fin de semana en un solo partido con el de Silvio Berlusconi) ha dejado muy claro que el 'Duce' ya no es su ídolo.

"¿Aún sigue considerando a Mussolini el más importante estadista del siglo XX?", le inquirió alguien a Fini durante su comparecencia de ayer en la Asociación Italiana de Corresponsales Extranjeros. "La respuesta está en lo que he hecho en estos años. Si no, sería un esquizofénico".

Gianfranco Fini. (Foto: Reuters) Gianfranco Fini. (Foto: Reuters)

Y es verdad de que hace ya tiempo que existen pruebas que documentan la transición de Fini del postfascismo más recalcitrante al moderado centro-derecha democrático. La más rotunda data de 2003, cuando durante una visita a Israel declaró que las leyes raciales de Mussolini fueron "el mal absoluto".

Unas palabras que desataron la ira de muchos de los militantes de su partido, incluida Alessandra Mussolini, nietísima del 'Duce', que abandonó ofendida las filas de Alianza Nacional para fundar su propia formación postfascista.

Desde entonces, Fini no ha dejado de abundar en esa línea. Pero no sólo se ha despegado la etiqueta fascista, sino que se ha convertido en un paladín de la mesura, el equilibrio y la corrección política. Además, y sobre todo en cuestiones que tienen un trasfondo religioso o moral, no ha dudado en descolgarse de la línea oficial del centro-derecha para abrazar posiciones del centro-izquierda. Como, por ejemplo, en el referéndum sobre la ley de fecundación asistida, donde mantuvo posturas enfrentadas a las de la Iglesia y el centro-derecha.

A finales de 2007, Berlusconi le designó como su sucesor. Pero el traspaso de poderes no parece cercano, a pesar de los 72 años de 'Il Cavaliere'. "Yo amo el mar y los delfines, pero en política no existen delfines: vivimos en una República, no en una monarquía", afirma. "Cuando llegue el momento se debatirá y el partido elegirá. Hoy el líder es Berlusconi".



http://www.elperiodico.com/es/noticias/internacional/print-413534.shtml

El fascista arrepentido     

Gianfranco Fini ha pasado en unos años de considerar a Mussolini como «un gran hombre» a condenar el fascismo como «mal absoluto»

«Cuando llegué, los extremistas rojos, que no querían dejarnos entrar, me dieron empujones, me escupieron y chillaron. Como reacción frente a tanta arrogancia, fui a curiosear a los locales de la Giovanni Italia» (Joven Italia), la formación juvenil del Movimiento Social Italiano (MSI), fundado al final de la segunda guerra mundial por Giorgio Almirante, que había combatido a los partisanos y a los aliados desde el bando de Benito Mussolini.
Almirante nombró al joven Fini, ya licenciado en Filosofía y periodista, su delfín. Fue bien aceptado por la viuda de Almirante y la aristocracia que rodeaba el MSI. Fue elegido secretario general en 1987.
Pero no tardó en romper con la herencia de Mussolini. En 1994 transformó el MSI en Alianza Nacional (AN) y desde entonces, se ha construido paso a paso una identidad conservadora de tipo liberal, sin dejar aspectos sociales del primer fascismo. De considerar a Mussolini como el «gran hombre del siglo XX», ha pasado a condenar el fascismo como el «mal absoluto».
Ha visitado Israel y Auschwitz. Ha defendido la laicidad del Estado frente al Vaticano, a través de batallas como el testamento biológico y las parejas de hecho. Ha sido ministro de Exteriores, tiene tres hijos de dos matrimonios y ha escrito cinco libros.



 

domingo, junio 09, 2013

La definición de "fascismo" según ácratas.net
















Toda esta fatalidad fue posibilitada únicamente por el hecho que ya existía en el mundo una especie afín, racialmente afín, de delirio de grandeza, el delirio de grandeza judío; desde el momento en que se abrió el abismo entre judíos y judeocristianos, a estos últimos no les quedó otra opción que emplear contra los judíos los mismos procedimientos de autoconservación aconsejados por el instinto judío, mientras que los judíos habían venido empleando hasta entonces esos procedimientos sólo contra lo no-judío. El cristiano es sólo un judío de confesión "más libre".-
 
(Nietzsche, F., El Anticristo, &44).

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2009_08_01_archive.html

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2012/05/el-mayor-genocidio-de-la-historia-6-la.html

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2012/05/el-mayor-genocidio-de-la-historia-4-la.html


Ácratas, sí, pero poder, haylo también ahí. ¿Y qué si no presionar el botón para fulminar instantáneamente una opinión crítica, pulverizándola a riego semen en la nada cósmica? ¿O disponer los comentarios, a posteriori, de manera que al final -the end Hollywood- la historia redunde, como un gran caudal adulador, en beneficio de la imagen mayestática del dirigente-administrador de la página? ¿O mentir lloriqueando que has sido insultado mientras contemplas desde las gradas el linchamiento del falso difamador, con "palo en el culo" incluido (usuario Orestes dixit)? ¿O el "que te follen fachilla" -analmente quizá- del propio administrador, manipulador, mendaz dirigido a quien no puede replicar ni defenderse porque le han sido bloqueadas automáticamente las respuestas? El poder, sí, el poder en ácratas.net. ¿Qué placer, eh, Edit? ¿Serás "fascista"?

-------------

Hete aquí la definición de "fascismo" que conságrase ya elevada a la categoría de "oficial" en la página de ácratas.net y cuyo cuestionamiento por nuestra parte ha provocado tal auténtico vendaval en el presunto sitio de la pura libertad libertaria, con supresiones de posts, insultos, amenazas, rectificaciones, reposiciones, nuevas supresiones amparadas en normas retroactivas de dudosa objetividad, etcétera:
Fascista: dícese del colectivo político minoritario que se siente elevado sobre el resto --por una dispensa divina o una moral de orden superior-- para decidir el destino de todos, y que se cree justificado para imponer sus ideas de carácter imperialista por la fuerza, militarmente, amparándose en la simbología litúrgica, el nacionalismo extremista, el etnicismo o el racismo, el victimismo recalcitrante, la manipulación histórica, la propalación mediática de la mentira y, cuando llega al poder, la corrupción desenfrenada.
 Según Edit, el administrador de la página ácratas.net, esta definición del fascismo es válida porque:
(...) se corresponde exactamente con la historia del fascismo, del nazismo y del franquismo (como este lo he vivido, nadie tiene que enseñarme cómo fue). Y ahora, y eso es de lo que va el artículo, del sionismo.
Los politólogos todavía no han sido capaces de ponerse de acuerdo en lo que respecta a las definiciones del fascismo, pero ácratas.net, de un plumazo, pretende que dicha fórmula magistral se corresponde "exactamente" (!exactamente!) con la historia. Rigorazo. !Felicidades! ¿Pruebas? ¿Argumentaciones? ¿Cotejo de la tesis-MESS con teorías acreditadas? No es necesario, ¿para qué? El administrador de la página ya lo ha "vivido". Estamos, pues, en el mundo de la "memoria histórica" izquierdizante (fosas del franquismo) que en España sabemos de sobra de qué pie calza (extraño olvido de la cheká, de los paseíllos al amanecer, del golpe de Estado leninista de octubre de 1934, etc).

¿Somos europeos o judíos?
La definición de "fascismo", tanto como la de "sionismo",
altera su significado en función del sujeto.
Sin embargo, y en cualquier caso, empecemos por el principio: la función de las definiciones no es sólo "corresponderse", sino diferenciar. Los rasgos propuestos han de ser "reales", claro, pero  también caracterizadores. Y el fascismo es un movimiento que nace en 1919. No existe un fascismo "antes del fascismo" a menos que arrojemos la ciencia a la basura y penetremos en el dudoso terreno de la propaganda política. Parece que algunos progres no han entendido este concepto básico de las ciencias sociales y del pensamiento racional fundado por los griegos en el siglo V antes del Judío-Dios.

Si yo sostengo, y es sólo un ejemplo, que quienes ostentan el rasgo  psíquico X son asesinos de hecho o, si no todavía, lo son en potencia (o sea que siempre lo serán hagan lo que hagan), puedo "demostrarlo" muy fácilmente afirmando que un asesinato es, por principio, un acto emanado del rasgo X. Todos los asesinos fascistas son agresivos, luego todas las personas agresivas son fascistas. Todos los españoles son europeos, luego todos los europeos son españoles. Las argumentaciones antifascistas giran entorno a ellas mismas como patéticas tautologías de brigada policial bolchevique. ¿Por qué los regímenes criminales son fascistas? Pues porque ya he definido el fascismo como crimen político y, por si fuera poco,  todo crimen político como fascismo. Con ello, queda "probado" no sólo que los regímenes fascistas son genocidas incluso cuando no cometen genocidios (verbi gratia, el fascismo italiano originario), sino que cualquier crimen político perpetrado en nombre de otras ideologías o por otros regímenes también será fascismo. ¿Por qué fue "en realidad" fascista el estalinismo? Porque previamente a cualquier experiencia o verificación científica habré definido el "fascismo" en unos términos concretos que no proceden del gabinete científico, sino del despacho del juez instructor de la NKVD, el hediondo Vichinsky de turno. Si un fascista comete un crimen, esta acción constituye rauda la esencia del fascismo. Si un sionista o un liberal comete un  crimen, el acto no forma parte de su esencia ideológica o práxica, será un "exceso", un hecho accidental, no esencial, o habrá actuado ocasionalmente como un "fascista", incluso podría tratarse de un "infiltrado nazi" en las filas del "bien". Luego, si Stalin cometía crímenes, los cometía en tanto que fascista, no en tanto que amoroso y justiciero progre. Manipulación del lenguaje inventada por Stalin y que a la postre le fue aplicada por los  ex rojos al mismísimo Stalin para limpiar sus propias conciencias "progresistas" en la era PSOE de la reconciliación y el chanchullo con los ex fachas.

Tendrían que ser muy listos, pues, estos señores de ácratas.net para enmendarles la plana a los expertos. Pero mucho me temo que se trata tan sólo del atrevimiento de la ignorancia combinado con el típico oportunismo progre de siempre, a saber, la confortabilidad que da aquello de sentirse "rebelde" mientras a la vez tiene uno la certeza de que no está solo, de que no le puede a uno pasar nada malo, siendo así que cuenta con las simpatías del público lobotomizado por Wall Street/Tel Aviv. Atacando actualmente al "fascismo" no  se corre, desde luego, riesgo ninguno de persecución policial o judicial o profesional o social, el antifascismo sale gratis por lo que al poder respecta. Incluso cabe obtener recompensas y ser reconocido como "rebelde oficial" del año (una contradictio in adjectio). Por no hablar de todo aquello que se ahorran y ganan los izquierdistas, en términos de reflexión moral, propaganda, cargos, expectativas vitales, etcétera, si consiguen convencerse a sí mismos y convencer a todo el mundo de que los administradores del gulag eran en realidad "fascistas" y no marxistas coherentes con  los preceptos de sus filósofos fundadores. Pero los administradores del gulag apelaban también al antifascismo para cometer sus fechorías y las víctimas del torturador rojo eran acusadas de "fascistas". Dato que no tengo intención de olvidar jamás, máxime cuando esta jerigonza comunista sigue viva y es utilizada hasta por el Partido Popular -la peor roña meapilas del país- incluso contra los desahuciados (y contra cualquiera que ose molestarles en sus negocietes corruptos).

1919. El bloqueo naval de Alemania
después de su rendición: un millón de víctimas.
¿Orígenes del III Reich? La secuencia cronológica
afecta también al significado de "fascismo".

El problema cultural del fascismo
 
El problema estrictamente teórico de la definición de ácratas.net es, por tanto, que también "correspóndese" con el comunismo. O sea, no sólo, lo subrayo, con el estalinismo, sino con el leninismo, que es anterior al fascismo. ¿Por qué no denominar comunismo al fenómeno de la "minoría-que-se-considera-autorizada-para-usar-de-la-violencia (mentir, exterminar, corromper, etc...)"? Eso fue "exactamente" el comunismo en  tiempos de Lenin. Así que Mussolini y Hitler serían comunistas, visto que aprendieron sus malas artes de Lenin y Stalin, y no a la inversa. Una pura cuestión cronológica y de estricta causalidad ampara nuestra postura. Pero esta evidencia no la van a aceptar los progres por razones obvias, que son inseparables de todo aquello que la oligarquía ha inculcado a las masas a través de Hollywood.

Por otro lado, también observamos que la definición de marras se corresponde con infinidad de regímenes conservadores, tradicionales, reaccionarios, etcétera, muy anteriores no ya al fascismo, sino al propio comunismo, relativamente tardío. La cuestión es entonces por qué denominamos "fascismo" a algo que existe desde la época de los faraones, a  saber, el fenómeno del poder político. Y si la definición se "corresponde" con el fascismo no es porque defina al fascismo, sino porque es la caracterización de lo que ha comportado siempre cualquier tipo de sistema político hasta el día de la fecha, sin excepciones (y en el lote van las "democracias liberales").  Ahora bien, una definición que se puede aplicar a todo, no define nada. Obsérvese que el régimen faraónico estaba formado por una minoría (el faraón y sus sacerdotes) que se sentía elevada sobre el resto por una dispensa divina (el propio faraón era un dios) y podía decidir el destino de cualquier súbdito mediante la fuerza (esclavismo para la erección de las pirámides), el uso de una liturgia (la religión egipcia correspondiente), el militarismo (Egipto, verdadera nostalgia de Israel, conquistó amplios territorios en Oriente Medio), la manipulación de la historia (las crónicas egipcias eran puras glorificaciones de la aristocracia sacerdotal), etcétera. O sea que la definición de fascismo de ácratas.net se "corresponde" "exactamente" con el antiguo imperio del Nilo. Ya hemos dicho que la idea de un faraón fascista constituye la reductio ad absurdum del delirio antifascista universal, epidemia contagiosa que, lamentablemente, también ha infectado a ácratas.net, porque es la consecuencia necesaria de la definición propuesta por el cerebrín de turno. 

El hecho de que la citada definición de fascismo de ácratas.net se "corresponda" milagrosamente con el fascismo es algo que se explica de forma sencilla. Si definimos el fascismo como régimen político de gente con piernas, resultará -!oh brillantes intelectos!- que semejante genialidad se "corresponde" "exactamente" con la realidad, pues puede probarse que todos los fascistas tenían piernas. O "de gente con uniforme". O "de gente que tiene ejércitos". O de gente "que invade otros países"... Y así podríamos seguir añadiendo elementos uno a uno hasta construir el concepto pre-historiográfico de "fascismo" barajado por la progresía. De esto me ocupé ya el año 1985 en mi opúsculo "El problema cultural del fascismo". Antifascismo: pura religión secularizada de la que Nietzsche ya estableció por anticipado lo que se podía esperar (y acertó, a diferencia de Marx).  

El progre no estudia el fascismo para analizar qué es lo que distingue a los regímenes o ideologías fascistas del resto de regímenes o ideologías políticas, sino que elabora un catálogo de todos los aspectos "negativos" del poder, comprueba que en el fascismo se daban aquí y allá tales pecaminosos aspectos -!cómo no!- y concluye, en un bochornoso circulus in probando -auténtico hazmerreír de un manual de lógica- que esas "cosas perversas" o "malas" inherentes a la política definen al fascismo; más todavía: que allí donde las encontremos no nos topamos con el poder político como tal, sino con una doctrina o praxis política determinada. El fascismo. Del Egipto mosaico al Israel de Netanyahu...

Pero, ¿por qué precisamente el fascismo? ¿Es que se han equivocado los intelectuales de ácratas.net y esta coincidencia con los valores/signos del discurso oligárquico es pura casualidad? No. Si lo fuera se trataría de un error disculpable y sujeto a amistosos debates. Pero el ambiente se tensa ante los herejes, el suyo es un dogma de fe, un mito intocable que afecta a la identidad de millones de personas incluso en sus vidas privadas. Sin el (anti)fascismo quedarían estupefactos, desnortados... El "fascismo" sustituye a Satán en el seno de la liturgia progresista de un tiempo histórico que avanza hacia la "felicidad del mayor número", culminación hollywoodiense que ha de clausurar la historia como el orgasmo los frotamientos del coito. Príveseles de su religión laica y ahí los tendrán desnudos e indefensos frente a la verdad de la muerte. Éste es el auténtico "fascismo" que aspiran a rehuir como sea: porros, sexo, movidas anticapitalistas... Hieden a cobardía estructural, existencial, incurable.

"Nosotros comprendimos la verdad".
¿Sionismo fascista o fascismo sionista?
El orden de los factores sí altera el producto.
El gran triunfo de la oligarquía a través de Hollywood/Wall Street/Nüremberg ha consistido en introducir en las mentes de la ciudadanía el código simbólico antifascista. El poder actual se define a sí mismo como tal y proyecta un polo simétrico, un "otro" diabólico que hereda del judeocristianismo. La oligarquía sionista surgió históricamente en su "legendaria" y "épica" lucha contra el fascismo Totenkopf, y se caracteriza por el empleo de un determinado lenguaje y sistema de valores que organiza desde dentro el capitalismo y la sociedad de consumo toda. El "bienestar" seculariza el "Reino de Dios" monoteísta, mientras que "Auschwitz" emite las resonancias semánticas del correlato secularizado de lo negativo, el infierno. La liberación frente a la oligarquía, y ésta es una cuestión de sentido común, debería pasar por el cuestionamiento de la malla conceptual y axiológica con que se nos ha hecho creer que ellos, los oligarcas, derrotaron al "mal absoluto" y, consecuentemente, que cualquier atrocidad cometida por la oligarquía es relativamente menos grave y, en el peor de los casos, no pertenece a la naturaleza de la oligarquía misma, sino a un ente maligno esencialmente ajeno a ella. Por ejemplo, los sionistas no son criminales en tanto que sionistas, sino sólo en tanto que fascistas. Un político corrupto no es un político liberal, capitalista o burgués, sino un político fascista. La fechoría perpetrada por las tropas americanas constituye un "acto fascista", excrecencia casual, anecdótica, excepcional, de la oronda bondad felicitaria, extraña a la "esencia" del proceder de esa institución, país, etc. Todo lo "perverso" representa incluso la negación/traición a los héroes que desembarcaron en Normandía, a la Résistance française (Hessel), a los santos-y-soldados... No ofendamos su modélico angelismo de soldado Ryan-"buena gente" (=Hiroshima).

En definitiva, la oligarquía nunca resulta condenable en tanto que tal, sino sólo en la medida en que es "fascista", y visto que la oligarquía misma se define por su antifascismo, siempre se reservará, frente al mal absoluto (=el fascismo), una legitimidad  "de fondo" como crédito sin interés al poder antifascista vigente, el cual puede "mejorar" simplemente apartando de sus "cargos" a los "fascistas" que lo corrompen y ensucian. De hecho, tal poder -el de los amados "hijos de las víctimas de Auschwitz"- debe ser "salvado", y entre ácratas.net, Max Keiser y unos cuantos listillos más ansiosos de pillar pastel "podemos conseguirlo"... ¿Salvarlo de quién? De la amenaza naonazi, por supuesto. Madoff "nazi" (¿?). Así funcionó la Revolución Cultural china y así parece que se perfila en el horizonte la "revolución liberal-libertaria" capitalista. El ala izquierda de la oligarquía, de Chomsky a ácratas.net, toma la palabra. Después de los sionistas, los neobolcheviques.  Pero con Moses Hess siempre como tronco impertérrito de todas las ramas del gran árbol judaico.

La oligarquía, bajo el imperio sígnico intocable de este lenguaje manipulador, ha asegurado su dominio a base de reciclar las instituciones con la depuración de las personas y los grupos, de los "malos", los fascistas, sin que el dispositivo de poder como tal quede afectado, pues en sí misma, tal estructura institucional, inseparable del código antifascista (que es su expresión simbólica y a la postre meramente significante), no queda jamás esencialmente cuestionada, sino reforzada con cada "crisis" del aparato oligárquico de dominación pública. La infinita reinversión del capital exige la esperanza coagulada del "sujeto deseante" (Deleuze) ante los inminentes objetos de consumo (=novedades), puramente sígnicos (Baudrillard). El macro-objeto de consumo es el consumo mismo, el acto de consumir, el paraíso para el fellah occidental como "signo" que rechaza la muerte, protosigno inviscerado en todos esos "pro-ductos" dispensadores de la recurrente "ilusión" cotidiana. Las censuras, mentiras, insultos y linchamientos en ácratas.net -un sitio teóricamente "simpoder" donde el administrador ha hecho y deshecho empero literalmente como le ha dado la gana- son sólo el paradigma on line a escala de las prácticas estigmatizantes y de "presión a la conformidad" que dicha revolución cultural manifestará en el futuro dondequiera que los antifascistas desplieguen su discurso de "regeneración indignada" de la societyPuesto que no es el poder oligárquico lo rechazable, sino una determinada ideología, el fascismo, que pervierte nuestro amado paraíso consumista, hedonista e individualista, la expurgación de "lo fascista" y de "los fascistas" desemboca en esta autocreación renovada y permanente del dispositivo de poder judaico y, por ende, de la opresión misma.
 

La Marca Hispànica
9 de junio de 2013

http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2007/11/el-fascismo-que-existi-realmente.html
http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2008/07/el-fascismo-vino-de-la-izquierda.html
http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2007/11/justificar-el-fascismo.html
http://nacional-revolucionario.blogspot.no/2010/11/20-de-noviembre-en-espana-fascismo-y.html
http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2010/12/fascismo-y-filosofia-2.html
http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2010/02/los-ideales-fascistas.html
http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2012/06/los-ideales-fascistas-2.html
http://nacional-revolucionario.blogspot.no/2009/08/el-problema-cultural-del-fascismo-1987.html
http://nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2011/07/el-problema-cultural-del-fascismo-2.html


La pregunta que en su día se planteó el fascismo fue la siguiente: "¿podemos luchar contra el sionismo y el judeobolchevismo con las simples armas de la crítica, la verdad, la palabra, la democracia, etcétera?" Clamorosa respuesta: "no". Nuestra bitácora explica el porqué. De ahí que los fascistas concluyeran: "tendremos que emplear los métodos violentos del enemigo si queremos preservar a nuestro pueblo de la destrucción, el exterminio, la esclavitud y la desaparición definitiva". Cabe disentir de esta postura por principio, máxime cuando conocemos los aspectos deplorables de sus resultados; nosotros mismos la hemos cuestionado a fondo en FILOSOFÍA CRÍTICA. Pero el desarrollo de la historia después de la Segunda Guerra Mundial da mucho que pensar sobre la naturaleza reactiva de la política fascista. Hoy que el dominio de la alta finanza, el sionismo y la extrema derecha judía es un hecho patente e incontestable a escala mundial, ya no podemos seguir pretendiendo que los temores fascistas fueron el mero producto de una victimización paranoica, de la manipulación o de la mentira consciente. Si la oligarquía genocida que nos gobierna ha buscado erradicar el fascismo hasta el punto de convertir esta directriz en la suprema prioridad del poder corrupto, quizá haya llegado ya el momento de interrogarnos sobre ciertos dogmas. Nos va la vida en ello.

"El hecho de que los nazis hubiesen llegado al genocidio muy a su pesar, impulsados o abducidos por los demonios que habían desencadenado, añade, si cabe, mayor dramatismo al problema. Cuando los acusados de Nüremberg, ante la evidencia de los hechos, declararon que 'no sabían nada', mentían en la mayor parte de los casos. Pero cuando clamaban: "No queríamos que esto ocurriera', no mentían. Es una constante en la mayoría de los crímenes. Esto nos recuerda que los nazis, por muy criminales que fueran, también eran hombres..."
 
(Léon Poliakov, Breviario del odio, Barcelona, Cómplices, 2011, p. 18)

 
 
"Los demonios que ellos mismos habían desencadenado", sostiene Poliakov. Pero, ¿quién desencadenó a los demonios? Me parece que no fueron los nazis, precisamente, y mucho menos los alemanes. Los "demonios" llevaban ya mucho tiempo "desencadenados". El fascismo y Alemania presentáronse  los últimos a la cita con el horror; fueron consecuencias, no causas. Sin embargo, se les culpabilizó por todo lo sucedido y los verdaderos responsables del desastre no sólo han quedado a la postre impunes, sino que, exonerados y libres para la conciencia de la humanidad, siguen hoy cometiendo sus crímenes al amparo del imaginario colectivo "antifascista". ¿Hasta cuándo?
 
!Despertad, compatriotas! Pronto será demasiado tarde.
 
Hier kommt die Sonne. 
 
 
"El marxismo se abre sobre un horizonte futuro donde el 'hombre es para el hombre el ser supremo'. (...) La tarea esencial del marxismo será pues buscar una violencia que se supere en el sentido del porvenir humano. (...) La astucia, la mentira, la sangre derramada, la dictadura, se justifican si hacen posible el poder del proletariado, y en esta medida solamente. La política marxista es, en su forma, dictatorial y totalitaria. Pero esta dictadura es la de los hombres más puramente hombres" (...) (Merleau-Ponty, M., Humanismo y terror, Buenos Aires, Leviatán, 1956, p. 12).
 
"El Estado judío no habría nacido sin la expulsión de 700.000 palestinos. Así pues, había que expulsarlos. No había otra opción que expulsar a la población. (...) Tampoco la gran democracia estadounidense se podría haber creado sin la aniquilación de los indios. Hay casos en que el buen fin general justifica los actos implacables y crueles que se cometen en el curso de la historia."
Benny Morris, historiador israelí

http://web.archive.org/web/20051228175320/www.newleftreview.org/PDFarticles/Spanish/NLR26002.pdf

¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿??????????????????????????????????????????????

NOTA: Desafiamos a ácratas.net a publicar este ara artículo en su página. Entendemos que sólo con ese gesto la grandeza de ácratas.net quedaría para siempre salvaguardada y fuera de toda duda. De hecho, se trataría de un evento histórico, porque significaría que, por una vez, las viejas izquierdas han colocado la verdad por encima de sus intereses escatológico-soteriológicos secularizados, que tanto daño han hecho a la revolución socialista. En realidad, tales imposturas pseudo religiosas la han asesinado por dentro a golpes de cobardía intelectual, moral y política, de pura indignidad, por la que han pagado todos los pueblos del mundo, en la actualidad indefensos y a merced del capitalismo financiero internacional.
 

sábado, junio 08, 2013

La página ácratas.net es un fraude





Si consideras de interés cualquier artículo, difúndelo cuanto puedas, pues los medios de masas no publican jamás informaciones como las que lees en acratas.net.
Contra la dictadura mediática se lucha mediante la libertad de expresión. Propaguemos boca a boca la crítica al poder totalitario.


¿Libertad de expresión en ácratas.net?

Hete aquí algunos de los temas de los posts que ha censurado ácratas.net apelando, ante la ridícula y asombrosa incapacidad de emitir una respuesta razonada, a supuestos insultos. No hemos podido salvarlos, eran un total de ocho posts exhaustivamente argumentados y del todo respetuosos, pero con esta actuación queda claro, para nosotros, lo que realmente es ácratas.net.

El administrador de ácratas.net se comporta como un auténtico psicópata manipulador, inventándose ofensas inexistentes para poder justificar un vergonzante tráfico de supresiones de información basado en su abusiva posición de censor y en la indefensión del censurado, al que se le niega toda posibilidad de respuesta.

Los usuarios de ácratas.net tienen derecho a saber que EDIT, el administrador de la página, ha eliminado una tras otra las réplicas de ENSPO; que, después de la presente denuncia pública del fraude ácratas.net, ha restablecido algunas (tres) de las entradas de ENSPO que previamente había bloqueado y que, finalmente (aunque ignoramos cuáles serán los próximos cambios), insiste en dictaminar, como un verdadero inquisidor estalinista, que las cuestiones planteadas por ENSPO "se salen de contexto", cuando parece obvio que son del todo pertinentes (ahora ha suprimido también su bochornoso comentario).

El censor EDIT puede esgrimir a placer tal "criterio de contextualización", harto elástico y, hete aquí el escándalo, eliminar cualquier argumento que le moleste y que no se vea con fuerzas para refutar. Éste ha sido el caso que nos ocupa y del que conviene dar cumplida cuenta con el fin de advertir a los ingenuos que sigan creyendo en la honestidad de semejante sinvergüenza.

Véase el hilo:

http://acratasnew.blogspot.com.es/2013/06/guerra-contra-el-terrorismo.html







¿DÓNDE ESTÁN LOS INSULTOS?
 
¿QUIZÁ DONDE DICE "SALUDOS CORDIALES", GRANDÍSIMO MANIPULADOR?

Algunos de los posts censurados planteaban cuestiones como la siguiente:

Para Edit (viene del post anterior de ENSPO):

Yo no he montado ningún "pollo", he ejercido la crítica libre e independiente que siempre reclamas y que se supone constituye el alma de esta página. Pero tus respuestas, consistentes primero en tópicos, luego en imputaciones de intenciones y finalmente en descalificaciones basadas en la más patente falsedad, se parecen sospechosamente al tipo de lenguaje estigmatizador-policial que utiliza el poder oligárquico contra sus oponentes, disidentes y críticos.

El fascismo tiene características universales. Pero no ninguna de las que afirmas, al menos como elemento diferenciador. Tu primera definición del fascismo (repito) se puede aplicar a cualquier poder histórico establecido: minoritario, manipulador, corrupto, etc... Luego ESA no puede ser la definición del fascismo, a menos que ignores el significado de "definir".

El nacionalismo no define al fascismo, pues existen nacionalismos no fascistas.

Tampoco el totalitarismo lo define, pues hubo fascismos no totalitarios y totalitarismos no fascistas, como el comunismo.

Mucho menos el racismo, pues buena parte de los fascismos no fueron racistas y en cambio el racismo se detecta en infinidad de regímenes políticos conservadores, tradicionales o "de derechas". Y el racismo judaico es muchos siglos anterior a Hitler. Léete, por favor, "Los pésimos ejemplos de Dios", de Pepe Rodríguez, o "Historia judía, religión judía", de Israel Shahak (para empezar). Los nazis "aprendieron" el racismo de la extrema derecha judía, pero el dogma dicta que, en el peor de los casos, hay que llamar nazis a los sionistas y NO sionistas a los nazis. La diferencia parece insignificante, pero NO LO ES.

Todos los politólogos aceptan que, por ejemplo, el fascismo italiano, al que desde luego no se le puede negar la justeza del término pues da su nombre a la entera familia de movimientos, estados, grupos e ideologías fascistas, no fue un régimen totalitario, a pesar de que él mismo se calificara así, sino una mera dictadura. Ignorar la diferencia entre dictadura y totalitarismo es un lujo que no nos podemos permitir los disidentes si pretendemos ejercer la crítica RACIONAL.

El fascismo italiano NO fue racista ni antisemita (los judíos estuvieron sobrerrepresentados en el Partido Fascista Italiano), y sólo incorporó cierta legislación racial por la tardía influencia del pacto con los nazis (o sea, desde 1938). Los fascistas salvaban a los judíos de las garras de la Gestapo, cosa que no hizo el régimen cristiano-derechista de Vichy. La violencia que ejerció el fascismo italiano contra sus opositores no tiene ni punto de comparación con la violencia de ETA, por poner un ejemplo. Son unas 22 condenas a muerte después de un juicio, la mayor parte de los casos contra terroristas eslavos. Así que resulta bastante difícil identificar el fascismo con el mal absoluto a menos que uno se haya convertido en una variante de los plumíferos sionistas, para ser más exactos, una variante "de izquierdas".

¿Cómo ha podido un régimen que no cometió genocidio alguno devenir paradigma del horror en un siglo repleto de tales crímenes de masas? Sólo por obra de la oligarquía y para empezar asumiendo como propio el lenguaje de Stalin. Sería interesante entender el motivo de este inmenso fraude semántico, histórico y político, y ello no para defender el fascismo ni proponer un neofascismo, sino para, en primer lugar, respetar la verdad que tan poco interesa a los oligarcas y sí mucho a ÁCRATAS, y en segundo lugar, para entender qué significa realmente la palabra "oligarquía sionista", que tanto se utiliza aquí.

(sigue)







---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Para Edit (viene del último post de ENSPO):

El antifascismo es obra de la oligarquía por motivos que deberías poder explicar. Yo intento explicarlo. Nuestro blog busca la verdad, no la defensa del fascismo, y esto lo hemos repetido infinidad de veces. Pero no sólo lo hemos dicho a efectos de quitarnos de encima una molesta imputación de recurso tan fácil que la Cospedal la usa hasta con los pobres desahuciados (!!!vergüenza debería daros haber recurrido al mismo TRUCO!!!), hemos desarrollado nuestra propia crítica del fascismo. La consecuencia de esa crítica es que la oligarquía se queda realmente "en pelotas", pero esta vez de verdad y no, como en esta página, convalidada en todos sus mitos y códigos simbólicos de dominio, por no hablar de los valores que rigen la sociedad de consumo y que vosotros habéis reivindicado: individualismo, hedonismo, cosmopolitismo, etc.

Y es que al no haber llevado la crítica antioligárquica hasta "el final de la noche", se ignora lo que la oligarquía ES y se reproducen segmentos enteros del propio discurso oligárquico.

¿No te parece que en lugar de un "pollo", estoy planteando cuestiones dignas de ser pensadas?

Me remito al libro "La manipulación de los indignados", Madrid, 2012.

Saludos cordiales.









http://www.burbuja.info/inmobiliaria/politica/430918-pagina-acratas-net-fraude.html