en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

domingo, julio 21, 2013

La fundamentación del "fascismo"




















El antifascismo es la clave de bóveda de la ideología oligárquica a escala mundial, el lugar mágico donde los okupas de la Kasa Okupada (o los terroristas de ETA) y los yuppies de Wall Street se dan la mano. Unos consumen caballo y otros coca, pero todos alucinan Hitler, el mal absoluto. La matriz educativa común: Hollywood.

¿Detéctase alguna diferencia fundamental entre Herbert Marcuse y los Rothschild? Responderemos a esta pregunta, con pruebas en la mano, en otra entrada.

Hemos recorrido un largo camino (2007-2013) en este blog (sin contar los años previos de formación y preparación) que culmina en el primer Curso de Filosofía de la UNIVERSIDAD POPULAR VIRTUAL. La fundación de esta institución no responde a un afán de enriquecimiento (es gratuita) ni de notoriedad (la temática del fascismo, objetivamente planteada, conlleva estigmatización, marginación y represalias, nunca honores), sino al simple hecho de que la universidad oficial, pública o privada, está impedida para abordar ciertas cuestiones básicas en las que se decide el futuro de nuestra civilización. Dichas cuestiones se resumen en una sola palabra: el fascismo.

Por "fascismo" hay que entender aquí, y desde el principio hemos fijado este postulado o requisito interpretativo, no aquello que el sistema oligárquico transnacional define o señala con esta palabra maldita (convertida en un mero insulto), antes bien:

a/ un concepto, imaginario y dogma ideológico que brota del "antifascismo" como su correlato negativo. El antifascismo precede al "fascismo" así definido y responde a la dinámica interna de desarrollo/colapso de la propia izquierda marxista.

b/ el fascismo, o mejor, "los fascistas", identifica a individuos concretos, millones de personas exterminadas a manos del comunismo y del liberalismo-sionismo occidental, en nombre del "antifascismo". El fascismo mienta la memoria histórica del mayor exterminio de masas (genocidios, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad) del que recuerdo haya. En la actualidad el antifascismo opera de forma represiva y genocida, ya sea silenciado las atrocidades cometidas por los vencedores, ya perpetrando nuevas atrocidades, persiguiendo a los disidentes de la versión "políticamente correcta" de la historia u ocultando la realidad. El antifascismo ha sacado, de sus propias entrañas, el "islamofascismo" para legitimar guerras de agresión y crímenes contra la paz que se repiten una y otra vez sin que los denominados "intelectuales progresistas" (cómplices del delito), y ya no digamos los políticos oligárquicos, se atrevan a denunciar el carácter criminógeno del imaginario, el discurso y la praxis antifascista.

c/ el fascismo es el "pensamiento" desde el momento en que el filósofo más importante del siglo XX, Martin Heidegger, militara en el nacionalsocialismo y quedado haya en evidencia que no se trata de un vínculo meramente "personal" que afecte sólo a su "vida" (por contraposición a la "obra"), sino un conjunto de filosofemas que se ubican en el centro mismo del concepto de "racionalidad y verdad". En consecuencia, el análisis del fascismo en una institución que esté fuera del alcance de las garras del poder corrupto y criminal que nos gobierna es un imperativo intelectual, filosófico y espiritual de primera magnitud. La filosofía misma está en riesgo de supervivencia. Y no olvidemos que escritores como Emmanuel Faye, Victor Farias y Julio Quesada reclaman la estigmatización pública e incluso, en el caso de Faye y Farías, la prohibición del pensamiento heideggeriano.

d/ el fascismo es también un hecho histórico, político y doctrinal. El fascismo nace el 13 de mayo de 1919 con un programa de izquierda nacional que nada tiene que ver con el racismo y el antisemitismo, antes bien muchos de sus fundadores son judíos. Los vínculos del fascismo con el pensamiento de Nietzsche son los que caracterizan este movimiento frente a la izquierda tradicional marxista y la escisión socialista de Mussolini que aquél comporta tras un largo proceso de reflexión y elaboración ideológica. El fascismo, empero, se derechiza rápidamente, establece una dictadura, pacta con la burguesía italiana, y a la postre se revuelca "en una cama redonda" (Juan Colomar) con la aristocracia y el Vaticano. Perdida la guerra, en la que no comete genocidio alguno, intenta recuperar sus raíces nacional-revolucionarias en la República Social Italiana, más conocida como República de Salò, pero ha quedado ya desacreditado ante el pueblo de Italia.

c/ la palabra "fascismo" designa también el conjunto de los movimientos políticos que, inspirados en su versión original mussoliniana, observarán distintos desarrollos. En el caso alemán, que es el que interesa aquí por la adhesión de Heidegger, el fascismo cometerá, en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, atrocidades comparables a las de sus adversarios. El fascismo, que surge como reacción ante los crímenes del comunismo, es decir, al gulag, tiene en Alemania la característica adicional de actuar en respuesta a los bombardeos terroristas ingleses y a un plan de liquidación étnica de Alemania publicado en EEUU en 1941. El llamado Holocausto, cuyas dimensiones y métodos han sido exagerados, tuvo no obstante como consecuencia el asesinato o la muerte (por enfermedades, sobreexplotación e inanición) de millones de personas, en muchos casos de etnia judía, prisioneros rusos y gitanos, todo ello a partir de finales de 1942. Sin embargo, la afirmación de que [fascismo=Holocausto] es un dogma tan arbitrario o tan válido como pueda serlo [comunismo=gulag] o [liberalismo=Hiroshima/exterminio de los indios americanos/esclavitud negra] o [sionismo=Nakba]. El fascismo, que, insistamos en este punto, en su versión original, y única a la que puede aplicarse el término FASCISMO de forma legítima, no perpetró ningún genocidio, ha sido menos criminal que, por ejemplo, el comunismo. Por cada víctima del nazismo hay 10 víctimas del comunismo; y además unas víctimas acusadas de fascistas. Todos los crímenes de masas del antifascismo permanecen impunes, no obstante lo cual sólo se promueve oficialmente, desde el final de la Segunda Guerra Mundial, la "memoria" de "el Holocausto", con una clara intención de utilizar este último para encubrir aquéllos otros "genocidios olvidados".

d/ el fascismo como ideología. No existe una ideología fascista común a los movimientos fascistas. Cada movimiento fascista desarrolló su propia ideología y un programa político de carácter accidentalista. La democracia había sido desacreditada, pero no por el fascismo, sino por las propias izquierdas marxistas, como régimen burgués y en Moscú, a consecuencia de este tipo de percepción, habíase instalado ya una dictadura sanguinaria. Sin embargo, pese a ese accidentalismo de los programas y del activismo, los distintos fascismos sí compartían un sistema de valores al igual que el comunismo, el liberalismo, la socialdemocracia y el anarquismo compartían y comparten otro.

Heidegger, filósofo fascista. Una cuestión sin respuesta
posible en el marco de lo "políticamente correcto".
Dicho esto, ¿en qué puede consistir una "fundamentación del fascismo"?

En primer lugar, en determinar el "concepto de fascismo" en función del cual se va a establecer el vínculo entre el pensamiento de Heidegger, es decir, la filosofía, y el fenómeno fascista como hecho doctrinal. En segundo lugar, en argumentar el grado de legitimidad teórica que pueda corresponder a esas raíces filosóficas comunes compartidas por todos los fascismos, bien entendido que si se habla de valores fascistas, entonces se ha admitido ya que existe un fascismo normativo y que el fascismo, al igual que el resto de los fenómenos políticos, debe ser juzgado no sólo por sus hechos(cualesquiera que éstos sean), sino por sus fines, principios, valores y normas. El fascismo histórico, en última instancia, será condenado o absuelto en función de sí mismo y no de los dogmas de otras doctrinas políticas, a menos que se demuestre, antes de emitir el fallo, que esas doctrinas políticas "humanistas" están más próximas a una validez racional que la propia doctrina política fascista.

Este es el camino que hemos emprendido y solicitamos la ayuda de todos para continuar adelante. No se trata de meras palabras, los frutos comienzan a estar ya a la vista de todos.

La fundamentación del fascismo, en los términos expuestos, afecta de manera esencial al futuro de la civilización occidental, tanto si se trata de determinar en qué sentido existe una relación esencial entre fascismo y filosofía, cuanto si se trata, por el contrario, de "superar" el "fascismo" de manera definitiva, dejándolo atrás como figura del espíritu. Porque el fascismo es, en efecto, una figura del espíritu y jamás será aniquilado mediante el mecanismo material de una simple acción militar y la correspondiente represión legal-policial, ni la mera manipulación propagandística de la historia o la prostitución del mundo académico. La historización o racionalización científica, historiográfica y filosófica del fascismo es requisito para la pervivencia de la propia institución científica; por ende, para el futuro de la democracia como modelo de sociedad basado en el consenso, el diálogo y la fundamentación argumentada, racional, "pacífica". Pues de espaldas y contra la ciencia libre, contra la ilustración, contra la filosofía, no hay democracia que valga.

Pero el antifascismo está pudriéndolo todo, literalmente todo, a efectos de mantener sus dogmas y encubrir sus horrendos delitos. Pocos ven esto. Y si lo ven, callan por miedo y egoísmo. Nosotros tenemos claro, empero, cuál es el camino. La Universidad Popular Virtual "La Marca Hispánica" y la Izquierda Nacional de los Trabajadores (INTRA) son las respuestas que estamos dando a una situación de crisis y deslegitimación de las instituciones democráticas que, poco a poco, arrastra occidente al abismo de la barbarie.

No te quedes quieto esperando a ver "qué pasa". !Apoya nuestra causa!

La verdad en marcha.

Jaume Farrerons
La Marca Hispànica
21 de julio de 2013



lunes, julio 15, 2013

Programa Docente del Curso de Filosofía "Introducción a la Filosofía Comprender Heidegger" (20-IX-2013)

Martin Heidegger: "La muerte es la verdad de la existencia".

















Recordamos a las personas preinscritas y en proceso de matriculación al Curso de Filosofía que éste ha sido concebido como un escalón previo a un segundo curso tras cuya conclusión esperamos que los alumnos aprobados se encuentren en condiciones de leer directamente a Heidegger.

No es posible entender nada de lo que Heidegger escribe si antes no se han aclarado nociones básicas entorno a una serie de temáticas filosóficas harto complejas. "Aclarar" no se reduce a una mera cuestión técnica abstracta conceptual o intelectual, sino también y fundamentalmente existencial: despejar un claro, aquel lugar sagrado donde la verdad puede aparecer y vincularnos. Ahí (da), en el "nosotros" que somos (seinallende el ego, el yo, el sujeto, hasta la muerte, es posible que surja la Lichtung. Da-sein=ser ahí=ahí del ser. Ser=la verdad=no yo. 

No existe un Heidegger fácil. Pero la dificultad de Heidegger consiste menos en su "complicación" teórica que en el esfuerzo ("heroico") por superar el "estado de caído" del existente.

La finalidad de este primer curso es mostrar tales obstáculos, y la del segundo profundizar en el terreno conquistado "dentro" (intra) mediante el comentario, línea a línea, de textos heideggerianos fundamentales.

Si el existente no se "transforma"/"constituye" a medida que avanza en este proceso de conversión, no ha comprendido (versteht) el pensamiento de Heidegger aunque "uno" (das Man) haya grabado en su memoria algunas nociones o "ideas" de "cultura filosófica".

A fecha de  hoy, 15 de julio de 2013, hacemos público el Programa Docente del Curso de Filosofía "Introducción a la Filosofía Comprender Heidegger".

Los núcleos temáticos que se abordarán en este primer curso son los siguientes:

1/ ¿Qué es filosofía? La filosofía como ámbito de la pregunta por la verdad. El inicio de la filosofía en la Grecia presocrática. La historia de la filosofía como proceso de alejamiento de la verdad ("olvido del ser").

2/ El fenómeno de la verdad. El concepto fenomenológico de verdad desde su punto de partida histórico en Edmund Husserl, uno de los señalados maestros de Martin Heidegger. Husserl era judío y una persona de extraordinaria honestidad e idealismo.

3/ El sujeto trascendental en Kant. Imprescindible para entender la noción heideggeriana clave de Dasein. Kant, filósofo alemán prusiano, representa la modernidad en estado puro, con todos sus aciertos, ambigüedades y fracasos (por expresarlo con una fórmula totalmente simplista pero provisionalmente pedagógica). Sin Kant no hay Heidegger y, en general, no puede hablarse de filosofía hoy. Kant fue también una persona de un rigor existencial asombroso. Las limitaciones de Kant y sus virtudes se identifican, nada tienen que ver con "defectos" individuales de un "personaje" concreto.

4/ El ego trascendental en Husserl. Necesario también para entrar con pie firme en la noción heideggeriana clave de Dasein. El concepto de Dasein se desarrolla en abierta contestación a las doctrinas cartesiana, kantiana y husserliana del "yo" (sujeto, ego), y en ruptura con la entera tradición metafísica fundada por Platón hasta Nietzsche. No se puede comprender qué significa "Dasein" si no se han asimilado previamente los filosofemas a los que responde Heidegger en un acto de conversión existencial.

5/ La pregunta que interroga por el Ser. La cuestión de la "verdad del ser" como inicio de la "tarea del pensar". Fascismo y filosofía. La fundamentación del fascismo en el enunciado verdad = muerte. Auschwitz.

Lichtung Heidegger. La tercera ilustración.
Cada una de estos temas dará lugar a una Lección del Curso y a un debate que se prolongará todo el tiempo que sea necesario hasta que los alumnos hayan asimilado la materia.

La relación de materiales complementarios se publicará en este mismo sitio. Las preguntas de los alumnos preinscritos sólo podrán realizarse en el Aula Interna. Para tener acceso a dicho subforo hay que estar preinscrito en el curso, darse de alta en el foro mencionado con un nick, enviar un e-mail a adecaf@adecaf.com indicando a qué alumno preinscrito corresponde ese nick y dejar un mensaje en el Aula Interna.

Las instrucciones sobre el proceso de matriculación al curso se publicarán también en el Aula Interna del mencionado foro.

Las personas que no se hayan preinscrito pero quieran matricularse en el curso deben enviar un mensaje al correo electrónico indicado. Su participación se confirmará antes del 15 de septiembre del 2013.

Las personas que se hayan preinscrito pero no confirmen su matriculación dejando un mensaje en Aula Interna serán dadas de baja para que otros interesados no preinscritos puedan participar.

Los ruegos y preguntas, así como las sugerencias y propuestas, se depositarán en el Aula Interna de la Comunidad de Diálogo 13 de Febrero.

En este hilo no contestaremos a cuestiones reservadas de los alumnos del curso. Su lugar es el mencionado subforo privado.

Saludos cordiales.

Jaume Farrerons
La Marca Hispànica
15 de julio de 2013

nietzsche, el anticristo, &43


Si se sitúa el centro de gravedad de la vida no en la vida, sino en el “más allá”-en la nada-, se despoja la vida de gravedad. La gran mentira de la inmortalidad de la persona destruye toda razón, toda naturalidad en el instinto; todo lo que hay de benéfico, de vital, de grávido de porvenir en los instintos, despierta entonces la suspicacia. Vivir en forma que ya no tenga sentido vivir: he aquí lo que llega a ser entonces el sentido de la vida... ¿Para qué inspirarse en un espíritu de solidaridad, sentir gratitud hacia los antepasados? ¿Para qué cooperar, confiar, promover cualquier bien común?... Se trata de otras tantas “tentaciones”, de otras tantas desviaciones del “justo camino”. “Una sola cosa es necesaria”... Que cada cual, como “alma inmortal”, sea igual a cada cual; que dentro de la totalidad de los seres la “salvación” de cada cual pretenda a título legítimo atribuirse una importancia eterna; que pequeños mojigatos y medio locos tengan derecho a imaginarse que por ellos dejan constantemente de regir las leyes de la Naturaleza; no hay desprecio suficiente para estigmatizar tal exacerbación de toda clase de egoísmos hasta el infinito, hasta la insolencia. Y, sin embargo, a tan deplorable halago a la vanidad de la persona debe el cristianismo su triunfo,- de este modo ha atraído precisamente a todos los malogrados, díscolos y desheredados, toda la hez y escoria de la humanidad. La “salvación del alma” quiere decir: “el mundo gira alrededor de mí”...


http://infobarbarroja.blogia.com/2012/122201-verdad-y-muerte-i.-introduccion-a-los-fundamentos-filosoficos-del-nacionalismo-r.php


 

lunes, julio 08, 2013

La invención del Holocausto en 1919 o el derecho a dudar (2)

Artículo del New York Times de 9 de enero de 1938 donde vuelve a repetirse la misma acusación de los 6 millones de judíos víctimas, en este caso sólo perseguidos, publicada ya en 1919. 























Subrayo que la famosa Kistalnacht (noche de los cristales rotos) es posterior, más concretamente, del 9 de noviembre, por si se les había ocurrido relacionar el contenido del texto con dicho pogrom antisemita (efectivamente sucedido).
El artículo de enero de 1938 también existe y no es una invención de marketing neonazi actual. El dato en cuestión se acredita con un simple enlace a la página del "New York Times".

La presente entrada es la continuación de un post de esta bitácora editado en octubre de 2011. Recomendamos su lectura antes de proseguir.

Sobre los asombrosos hechos de 1919 alguien sostendrá que se trata de un patinazo de tales características que los propagandistas de turno habrían evitado hacer más alusiones al asunto. Sin embargo, no es así. Los sionistas sienten un especial placer en someter la verdad racional (griega) a la voluntad de Yahvé (ego colectivo del pueblo judío). Cuanto más ridícula y vergonzante sea la mentira, mayor mérito entraña el sacrificio ritual de la diosa Aletheia ante el déspota anatémico, siempre sediento de sumisión y reconocimiento (tiene un problema de autoestima). Creo que a los ultraderechistas judíos debe incluso de excitarles sexualmente esta suerte de humillación de la esencia de Grecia, quizá la evidencia histórica más aplastante de que ellos no pueden ser un "pueblo elegido". Es en dicho contexto religioso delirante que el autor del fraude de 1919 ha sido homenajeado en un libro fechado en 1991 donde elévasele a la categoría de "héroe olvidado":
Por su parte, el historiador (Pinocho) Yehuda Bauer (¿a ver si adivinan...?) sostiene en una fecha tan tardía como 1974 que efectivamente existió, aunque resulte "asombroso", un primer holocausto perpetrado por los malvados alemanes:
(...) the destruction of European Jewry during World War Two has obliterated the memory of the first holocaust at the 20th century in the wake of de First World War (Bauer, Yehuda, My Brother's Keeper. A History of American Joint Distribution Committee 1929-1939, Philadelphia: The Jewish Publication Society of America, 1974).
Martin H. Glynn, el "héroe" católico  
olvidado inventor de la fábula milagrosa.
Así pues, tenemos que la cifra de 6 millones de judíos víctimas del nazismo aparece ya públicamente en 1919 y en 1938 con formato de denuncia humanitaria antialemana. La palabra "holocausto", aplicada a esos 6 millones de judíos víctimas, se remonta asimismo a 1919. Además, en lugar de reconocer la patraña y tratar de explicarla de alguna manera (aunque en realidad resulte inexplicable y ponga en evidencia la entera narración oficial de "el Holocausto"), los sinvergüenzas sionistas, como puede comprobarse, se reafirman tanto en el enaltecimiento del defraudador (1991) cuanto en la existencia de tan temprana holotrola (1974). 

Frótense los ojos. No están soñando. Y algún día esto se enseñará en las escuelas porque Yahvé así lo quiere.  
Aquí enlazo un libro que desarrolla el tema, en inglés. La cita transcrita pertenece a su pág. 33, nota 56.
Abyecto mundo en el que vivimos. 

Conviene despertar, comprender hasta qué punto hemos sido manipulados. No sólo fue manipulado el 11-M, el 11-S y todos los escándalos en los que están involucrados los políticos corruptos, atentados de falsa bandera, armas de destrucción masiva, voladura del "Maine" para que EEUU le pudiera declarar la guerra a España en nombre del "bien", etcétera, etcétera, etcétera... La entera hagiografía judeo-oligárquica oficial es un "cuento", una impostura de dimensiones cósmicas perpetrada por los mayores criminales de la historia, tal cual.
Además, les anuncio un disangelio ("mala nueva") no apto para cristianos: todo este fraude comenzó cuando los europeos nos tragamos el anzuelo de que Jesucristo, el judío de Nazaret, había resucitado y que, aceptando al sujeto enfermo en cuestión como Hijo de Dios, tendríamos asegurada la vida eterna...

!!!Una añagaza propia de aquel charlatán de feria vendedor de elixires mágicos que fue Saulo de Tarso!!!

Así que los europeos nos despedimos de Grecia, de la filosofía, del pensamiento racional y, para sentirnos metafísicamente más confortados, aceptamos conscientemente la mentira como fundamento de la civilización occidental; y, por ende, de nuestras vidas privadas y públicas, donde la mendacidad es la norma tanto en los "negocios" y la "política" cuanto en el "sexo" o la institución familiar.

Una vez se coló en Europa el primer nacionalista judío en calidad de "dios", era sólo cuestión de tiempo que el resto se fueran encaramando al pedestal. Desde 1945 vienen envueltos en el manto de su particular crucifixión y como víctimas a las que les debemos mucho dinero y sumisión, pues los gentiles somos los culpables, más o menos por toda la eternidad, del sufrimiento de unos seres semidivinos.
En suma, nosotros mismos nos merecemos todo lo que nos pasa. Pídanle explicaciones a Alberto Buela o a Laureano Luna: se jactan de ser filósofos y, al mismo tiempo, adoradores del judío-Dios. Yo no dejo de revolcarme de risa. Es lo único que, a estas alturas, puede hacerse ya.
La Marca Hispànica
8 de julio de 2013

viernes, julio 05, 2013

Por una condena tajante del racismo y del antisemitismo

 

























Debemos condenar el racismo y el antisemitismo, un cáncer de procedencia monoteísta y judeocristiana. Es menester fundamentar la política social-patriótica en los valores fascistas, "paganos", politeístas, filosóficos, oriundos de Grecia, no en el ataque o en el menosprecio de otras etnias, pueblos, razas, minorías o grupos sociales. Rechazamos la tradición de Israel, el presunto "pueblo elegido", con todas sus consecuencias.

¿Qué ha de pasar ya para que se haga realidad el esperado cambio en el campo nacional-revolucionario? ¿Cuántos han de caer en una lucha inútil que, además, alimenta la propaganda sionista con los abominables tópicos de Hollywood?

Nuestro valor supremo es la verdad, no la raza o la religión. Únicamente la verdad nos conducirá a la victoria.

Atenas versus Jerusalén.

Hacemos un llamamiento a terminar de una vez por todas con los discursos de la violencia que sólo favorecen las operaciones policiales de la represión oligárquica sionista, es decir, de la extrema derecha judía.

Exigimos a los skin-heads y demás grupúsculos callejeros o sitios de la red que dejen de caer y recaer, una y otra vez, en los mismos desastrosos y criminales errores de siempre, para bochorno de la cruz céltica y de todos los símbolos o conceptos de nuestra ideología nacionalista.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/07/04/catalunya/1372927741_333903.html

http://www.vozbcn.com/2013/07/04/141627/detenido-bloguero-neonazi-sabadell/

http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/detenido-responsable-blog-ideas-xenofobas-2463809

http://www.publico.es/458378/detenido-un-bloguero-nazi-de-sabadell-con-cien-armas-blancas

http://www.telecinco.es/informativos/tecnologia/Detenido-responsable-difundir-xenofobas-antisemitas_0_1630650091.html

Apoya a la IZQUIERDA NACIONAL DE LOS TRABAJADORES (INTRA).

Coordinadora de Izquierda Nacional
5 de julio de 2013

Wahrheit mit uns!!!


Aclaraciones sobre nuestro concepto de antisemitismo
 
¿Qué entendemos nosotros por antisemitismo? Más o menos lo mismo que Nietzsche.
 
Antisemitismo es cualquier caracterización injuriosa o calumniosa que afecte a los judíos en general y que pueda instigar al odio indiscriminado, y los consiguientes actos de violencia, contra las personas o sujetos jurídicos por motivo de su pertenencia o vinculación a esa etnia/religión. Para Nietzsche, el antisemitismo emana del rencor cristiano hacia el "pueblo elegido", aquello que el propio Nietzsche califica de "la última consecuencia judía":
Los judíos son, justo por eso, el pueblo más fatídico de la historia universal: en su efecto posterior han falseado de tal modo la humanidad, que hoy incluso un cristiano puede tener sentimientos antijudíos, sin concebirse a sí mismo como la última consecuencia judía (Nietzsche, F., "El Anticristo", &24).  Toda esta fatalidad fue posibilitada únicamente por el hecho que ya existía en el mundo una especie afín, racialmente afín, de delirio de grandeza, el delirio de grandeza judío; desde el momento en que se abrió el abismo entre judíos y judeocristianos, a estos últimos no les quedó otra opción que emplear contra los judíos los mismos procedimientos de autoconservación aconsejados por el instinto judío, mientras que los judíos habían venido empleando hasta entonces esos procedimientos sólo contra lo no-judío. El cristiano es sólo un judío de confesión "más libre".- (Nietzsche, F., El Anticristo, &44).
El antisemitismo es una variante muy calificada del racismo a tenor de la existencia, a lo largo de la historia occidental, de un racismo antijudío persistente cuyas causas resultan muy controvertidas y en las que ahora no vamos a entrar.
 
No pueden ser consideradas antisemitismo las críticas razonadas a la cultura o a la religión judías, al Estado de Israel, a determinadas versiones de la historia, al sionismo o a la influencia de organizaciones judías en la economía, la política y los medios de comunicación. Las afirmaciones de hecho que dependan de una verificación o acreditación no pueden ser criminalizadas a priori como antisemitas, sólo serán sujetas a la acusación de antisemitismo una vez demostrada su falsedad, intención injuriosa o calumniosa y su difusión con temerario desprecio de la verdad.
 
Sin embargo, según el Observatorio de Antisemitismo en España, el antisemitismo incluye tipos como el siguiente:
Negar los hechos, alcance, mecanismos (por ejemplo, las cámaras de gas) o intencionalidad del genocidio del pueblo judío cometido por la Alemania nacionalsocialista, sus apoyos y cómplices durante la segunda Guerra Mundial (el Holocausto). 
Si aceptamos esta definición, entonces hay pasajes del libro de Goldhagen, aquí citados, que son antisemitas. Por ejemplo:
(...) suele creerse que los alemanes mataron a los judíos, por lo general, en cámaras de gas, y que sin éstas, los medios modernos de transporte y una burocracia eficaz, los alemanes no habrían podido matar a millones de judíos. Persiste la creencia de que, de alguna manera, sólo la tecnología posibilitó un horror a semejante escala (...) Existe la creencia generalizada de que las cámaras de gas, debido a su eficacia (que se exagera mucho), fueron un instrumento necesario para la carnicería genocida, y que los alemanes decidieron construir cámaras de gas en primer lugar porque necesitaban unos medios más eficaces para matar judíos. (...) Todos estos criterios, que configuran básicamente la comprensión del Holocausto, se han sostenido sin discusión, como si fuesen verdades evidentes por sí mismas. Han sido prácticamente artículos de fe, procedentes de fuentes distintas de la investigación histórica, han sustituido el conocimiento fidedigno y han distorsionado el modo de entender este período (Daniel Goldhagen, Los verdugos voluntarios de Hitler, Madrid, Taurus, 2003, pp. 29-39). 
Con respecto a la intencionalidad, el libro de Zygmut  Bauman Modernidad y holocausto afirma lo siguiente:
Desde hace muchos años, los historiadores del Holocausto se han dividido en dos grupos, el 'intencional' y el 'funcional'. El primero de ellos insiste en que desde el principio Hitler había tomado la firme decisión de matar a los judíos y sólo esperaba a que se dieran las condiciones oportunas. El segundo sólo atribuye a Hitler la idea general de 'encontrar una solución' al 'problema judío', una idea clara sólo por lo que se refiere a la idea de una 'Alemania limpia', pero vaga en lo referente a los pasos que había que dar para que se hiciera realidad. Los estudiosos de la historia apoyan con datos cada vez más convincentes la visión funcional (Zygmut Bauman, Modernidad y holocausto, Madrid, Sequitur, 1997, p. 143-144).
Por tanto, Bauman, sociólogo judío de reconocido prestigio, sería antisemita.
 
Este observatorio también imputa antisemitismo, sin entrar en más matizaciones, a actuaciones como las siguientes:
Acusar a los judíos como pueblo, o a Israel como Estado, de inventar o exagerar el Holocausto.
En efecto, si se acusa a los judíos como pueblo de una invención de tamañas dimensiones, estamos ante un acto racista, pero acusar a sectores políticos determinados, como el sionismo o la extrema derecha judía, de exagerar el Holocausto, no puede identificarse a priori como acto antisemita sin acabar de paso con la democracia en el mundo. Por otro lado, si fuera antisemita hablar de "exageración" del Holocausto,, entonces la obra de Norman G. Finkelstein La industria del Holocausto (2000, 2002 para la traducción española, Madrid, Siglo XXI) debería haber sido considerada poco menos que delictiva. Pero el libro se vende en España sin problemas. Dicha investigación en su totalidad está enderezada a demostrar aquella exageración. No obstante, jamás la atribuye Finkelstein a los judíos en general, para empezar porque el propio Finkelstein es judío y entraría en "contradicción performativa", algo así como la paradoja del mentiroso:
Los relatos de los "supervivientes del Holocausto" -todos habían estado presos en campos de concentración y habían sido héroes de la resistencia- eran especial motivo de guasa en mi familia. Hace ya mucho tiempo, John Stuart Mill señaló que las verdades que no se someten a una revisión continua terminan por "dejar de tener el efecto de la verdad al convertirse en falsedades a través de la exageración"" (Finkelstein, N., op. cit., p. 12).  
Obsérvese que Finkelstein utiliza también la palabra revisión, pero el "revisionismo" está siendo sometido a una persecución legal a través de preceptos como el del supuesto antisemitismo de cuestionar la versión oficial de la historia del holocausto. El Informe 2011 de OAE, siguiendo esta misma directriz inquisitorial, señala nuevas causas, realmente sorprendentes, de antisemitismo, por ejemplo todas aquellas que contengan críticas a la legitimidad del Estado de Israel:
Negar al pueblo judío el derecho de autodeterminación, por ejemplo afirmando que la existencia del Estado de Israel es un proyecto racista. Aplicar una doble moral exigiendo al Estado de Israel un comportamiento que no se espera y demanda de ningún otro Estado democrático. Realizar comparaciones entre la política israelí actual y la de los nazis.
Si todo esto ha de ser perseguido como racismo, entonces estamos ante un auténtico abuso de derecho y un liberticidio, en suma, un tiro en la nuca a los preceptos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que amparan la libertad de expresión, opinión, información, pensamiento e investigación. Porque lo cierto es que el Estado de Israel es un proyecto racista y esto ha quedado más que demostrado gracias a los trabajos de investigación de Ilan Pappé, alguien que no sólo es de procedencia étnica judía como Finkelstein y Goldhagen, sino alguien que encima es -o era- ciudadano israelí y profesor de la Universidad de Haifa. Véase, por ejemplo, La limpieza étnica de Palestina, libro publicado en España en 2008. ¿Habrá que secuestrar los ejemplares?
Una vez que la decisión fue tomada, se tardó seis meses en completar la misión. Cuando estuvo terminada, se había desarraigado a más de la mitad de la población  nativa de Palestina (cerca de ochocientas mil personas)., destruido 521 aldeas y vaciado once barrios urbanos. El plan adoptado el 10 de marzo de 1948 y, por encima de todo, su implementación sistemática en los meses siguientes es un ejemplo clarísimo de un operación de limpieza étnica, algo que el derecho internacional actual considera un crimen contra la humanidad. / Después del Holocausto, ocultar crímenes contra la humanidad a gran escala se ha vuelto casi imposible. El mundo moderno en el que vivimos, en el que las comunicaciones, en especial desde el auge de los medios electrónicos, son un motor tan importante, ya no permite que catástrofes debidas a la mano del hombre permanezcan fuera del alcance de la opinión pública o sean negadas. No obstante un crimen semejante  se ha borrado prácticamente por completo de la memoria pública global: el expolio de los palestinos en 1948 por parte de Israel. (...) La limpieza étnica es un crimen contra la humanidad y las personas que perpetran acciones de este tipo se las considera criminales que han de responder ante tribunales especiales (Pappé, I., op. cit., pp. 11-12).
También resultaría causa de antisemitismo criticar de forma argumentada la influencia de los judíos en la política estadounidense, la economía, los medios de comunicación...

Hacer acusaciones falsas, deshumanizadoras, demonizadoras o estereotipadas sobre judíos como tales, o sobre el poder de los judíos como colectivo, tales como el mito de una conspiración judía mundial, o el control de los judíos sobre los medios, la economía, el gobierno u otras instituciones de la sociedad.
Aceptados determinados extremos de este precepto, la entera obra de James Petras, sociólogo de izquierdas, cae bajo la categoría de antisemitismo. Por ejemplo el Informe Petras sobre el control de la política estadounidense por parte de la "comunidad judía organizada". Economía política del imperialismo contemporáneo (2009), donde encontramos afirmaciones  como las siguientes:
 

Los extremistas sionistas alentaron la fragmentación de Iraq en diferentes regiones étnico-religiosas y el uso de la tortura y las técnicas israelíes de guerra urbana. La política de guerra, ocupación y desmembramiento de Iraq fue ejecutada por los militaristas civiles del Pentágono, fundamentalmente extremistas sionistas, contra la opinión de muchos militares profesionales. La fabricación y difusión de falsos pretextos para la guerra –armas de destrucción masiva, lazos con Al Qaeda, etc.- fue todo obra de los extremistas sionistas, que encubrían así sus planes explícitos o implícitos, según los casos, de promover el Gran Israel. Las mentiras políticas sirvieron a su máximo objetivo. (...) El descubrimiento de las mentiras y la colaboración desleal con un Estado extranjero no condujo a ningún despido ni dimisión, ni a una sola comparecencia pública, como es habitual cuando una guerra se convierte en un costoso desastre. La razón es el apoyo unánime e incondicional que reciben los extremistas sionistas de la organizada sociedad civil judía y su hegemonía sobre las instituciones políticas. Por otra parte, quienes desafiaron o criticaron a los sionistas del Estado imperial desde dentro –legisladores, académicos y medios de comunicación- fueron acusados de antisemitas, penalizados, marginados y en algunos casos despedidos. Como resultado, los extremistas sionistas conservan sus puestos o incluso han ascendido a otros más influyentes, como, por ejemplo, Elliot Abrams, neofascista y delincuente convicto, que dirige ahora la política de Oriente Próximo en el Departamento de Estado. (...) El ejército estadounidense sirve a los intereses colonial-expansionistas de Israel incluso a costa de sus propias e importantes compañías petrolíferas, que por esta razón no pueden firmar contratos petroleros de miles de millones de dólares con Irán y otros países ricos en petróleo enfrentados a Israel. (...) El sector de la CD (=clase dominante) fuertemente alineado con el Estado de Israel apoya una política belicosa hacia los enemigos del Estado judío (Irán, Siria, Hezbolá y Palestina), mientras que otro sector de la CD busca un acercamiento diplomático que refuerce los vínculos con las élites árabes y persas. Con el viraje hacia una fuerte militarización de la política exterior de los EEUU (debido sobre todo al ascenso de los ideólogos neoconservadores, la fuerte influencia del lobby sionista y la inestabilidad y los fracasos de sus políticas en Oriente Próximo y China), la CD presiona para conseguir controlar directamente la política económica en el extranjero. (...) Dentro de la CD, la elite financiera es su miembro más parasitario y supera en riqueza y ganancias a los máximos directivos y ejecutivos (…) y a la mayoría de los empresarios, aunque no alcanza los ingresos anuales de los empresarios super ricos como William Gates y Michael Dell. (...) Presionan, negocian y diseñan la legislación más completa y favorable a sus estrategias (liberalización y desregulación) y políticas sectoriales (reducción de impuestos, presiones gubernamentales sobre países como China para que “abran” sus servicios financieros a la penetración extranjera, etcétera). Presionan a los gobiernos para que “refloten” a las compañías especuladoras en quiebra o en suspensión de pagos, y para que equilibren el presupuesto reduciendo gastos sociales y no aumentando los impuestos sobre ganancias especulativas “inesperadas”. (...) Lo que está meridianamente claro a los ojos de muchos especialistas críticos en política internacional es que una de las principales amenazas para los mercados mundiales –y para la salud de la clase dominante financiera- sería un ataque militar israelí contra Irán. Una acción de estas características extendería la guerra por toda Asia y el mundo islámico y dispararía los precios de la energía hasta niveles desconocidos hasta ahora, causando una recesión grave y, probablemente, el hundimiento de los mercados financieros. (...) Un influyente grupo de sionistas norteamericanos, en estrecha alianza con Israel y con gran lealtad hacia ese Estado, ha formulado una estrategia de guerra permanente en Oriente Próximo basada en el uso unilateral del poder militar de EEUU a fin de potenciar el poder del Estado de Israel. (...) viven y trabajan en un mundo de ideólogos exaltados e instituciones ideológicas cerradas, y se relacionan con políticos extremistas que piensan lo mismo que ellos. (…) Siguen, sin vacilar, una política de asesinatos en masa, con absoluta indiferencia ante cualquier acusación de genocidio o de crímenes de guerra. Tienen fe absoluta en que estos asesinatos masivos se justifican como medios para aumentar el poder político de su propio imperio y el de su ‘madre patria’ adoptiva. / Muchos actúan movidos por una visión religiosa y cuasirreligiosa que ignora cualquier razón económica. La virulenta arrogancia y superioridad en su estilo es tan reveladora como el contenido protofascista de sus políticas. Cien mil muertos iraquíes no significan nada para la mentalidad de un asesino profesional que actúa en nombre de una ‘causa sagrada’ que es lo más grande que hay. (…) El origen de la mentalidad sionista refleja cuán íntimamente comparten los métodos de dominación que ejercen los israelíes sobre los palestinos: desplazamientos masivos de población y destrucción de sus medios de vida y sus instituciones, castigos colectivos, torturas, encarcelamientos sin juicio durante largos períodos, ataques militares indiscriminados a los núcleos de la población civil y matanzas completamente impunes.


El citado pasaje sería "antisemitismo" en estado puro y habría que perseguir legalmente a James Petras y a la editorial que publica este libro. Pero es más fácil encarcelar a un bloguero insignificante y "nazi" que poner entre rejas a Petras, Finkelstein, Pappé, Bauman... Ahora bien, de cumplirse la preceptiva del OAE, los tópicos antisemitas quedarían confirmados en su totalidad.
 
La normativa citada, así como iniciativas análogas, dedicadas a promover la persecución de toda crítica a los crímenes del Estado de Israel o al racismo de la ideología sionista, incluido en el lote el lobby judío de EEUU, se caracteriza por su utilización torticera de la doctrina de los derechos humanos al objeto de encubrir vulneraciones de los propios derechos humanos. Con ello desembocamos en una situación paradójica, escandalosa: ocurre que si denunciamos el racismo sionista, es decir, los crímenes contra la humanidad perpetrados por EEUU/Israel, se nos condenará... bajo la acusación de racismo. Evidentemente, el uso que se ha venido haciendo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos a fin de amparar patentes políticas de exterminio y limpieza étnica, se traducirá, a la larga, en el descrédito de la mismísima declaración. Nosotros no creemos ya en los "derechos humanos" y la "democracia". No podemos seguir engañándonos con respecto a semejante fraude, en cambio estamos obligados a cumplir la ley aunque ésta represente, a nuestro entender, la institucionalización de una impostura. Cumplimos la ley en obediencia al principio de legalidad en cuanto tal, no al contenido de un tipo legal determinado. La ley es un deber, pero obsérvese que este precepto condujo las actuaciones de Eichmann como ahora parece que conduce a "permitir" Gaza. Según la legislación de los derechos humanos, no existe la excusa del cumplimiento de la ley o la obediencia debida cuando ésta conduce a la transgresión de una normativa absolutamente fundamental o de rango superior. La ley no pide acuerdo ideológico, ciertamente, sino sólo acatamiento formal, según la jurisprudencia constitucional. Esto es el famoso "Estado democrático de derecho", pero las paradojas no dejan de reproducirse y resulta que si hacemos caso de la legislación democrática deberíamos  incumplir la ley cuando ésta comporte algún tipo de complicidad (por activa o por pasiva) con la violación de la DUDH, la norma suprema o norma de normas... Así que el código jurídico y el resto de fuentes no nos permite aclarar cuál debe ser la actuación legalmente correcta frente a la ultraderecha sionista, tal es la confusión y contradicción en que ha desembocado un sistema oligárquico racista de opresión y genocidio que pretende, empero, fundarse en el "humanismo". El colapso intelectual tiene de detectarse en algún eslabón del engranaje y no resulta difícil identificar el cable quemado del cortocircuito. Israel.
 
Dicho esto, hay algo que conviene no olvidar: nuestros propios preceptos éticos nos prohíben actuaciones que atentan contra el honor de la causa NR y ya no necesitamos unos "derechos humanos" cubiertos de mierda hasta las cejas por la extrema derecha judía (=EEUU+Israel) para condenar el asesinato en masa de ancianos, mujeres y niños indefensos. Desechamos, por tanto, la basura doctrinal evacuada por Wall Street, Hollywood y demás agencias criminales de la extrema derecha racista y supremacista judeocristiana porque esta normativa carece ya de credibilidad incluso para condenar y apartar de nuestras filas a quienes actúen de manera atentatoria contra los valores, principios y normas que definen aquello que entendemos como "comportamiento debido".  La violencia skin-head tiene los mismos efectos sobre una ética del honor que la violencia sionista sobre la "doctrina de los derechos humanos": el bochorno, la reductio ad absurdum filosófica, política y moral. Pero a nosotros, en cierto sentido, tendrían que preocuparnos más las fechorías que perpetran pandillas de descerebrados y borrachos esgrimiendo cruces célticas y otros símbolos "nazis", que las atrocidades del sionismo. El daño que nos ocasionan a los NR los racistas judeocristianos de ultraderecha "gentil" (presuntos NR) es mucho mayor incluso, a largo plazo y en profundidad, que el provocado por la política genocida y la represión policial-judicial de la oligarquía.
 
Quien quiera oír, oiga.
 
Jaume Farrerons