en memoria de los 800.000 soldados alemanes prisioneros exterminados por los aliados occidentales

miércoles, septiembre 25, 2013

La Fundación Rockefeller apoyó al Movimiento 15-M para manipular a los indignados






















Hete aquí el apoyo de Martin Varsavsky, que también se tradujo en financiación económica, de uno de los peones de la fundación de David Rockefeller al Movimiento 15-M.

El artículo, publicado por "El Mundo", se titula "La pureza está en la mezcla"(esto de la mezcla racial es, como sabemos, una pauta de conducta harto "progresista" que los israelíes acostumbran a practicar con los palestinos).

Rockefeller, Varsavsky, Hessel, Levi

Pero, ¿quién es Martin Varsavsky? Pues desde Argentina nos lo explican en un artículo reproducido por la página de Daniel Estulin, periodista de Russia Today y autor de varios libros sobre el Club Bilderberg.

Quisiera recordar que un 15 de mayo (en el año 1948) comenzó la Nakba. Por supuesto, también esto es pura casualidad. La etiqueta "indignados" la inventó Stéphane Hessel, personaje sobre el que hemos escrito un libro que pone en evidencia la verdad sobre la manipulación de decenas de miles de personas; ciudadanos machacados por los recortes sociales, el paro, los desahucios y las privatizaciones, que actuaron de buena fe mientras la oligarquía sionista movía los hilos de un escenario puramente teatral.

Los indignados fueron a la sazón objeto de estafa y esto ha quedado ya en evidencia el último 15 de mayo, cuando este movimiento, devenido completamente inocuorecibió el reconocimiento de la entera casta política corrupta española, agradecida por sus servicios como "válvula de escape" de la indignación popular ante los devastadores efectos sociales de la crisis económica.

El siguiente engaño es la fundación del Partido X, dirigido por Simona Levi (el nombre ya sabe a turrón).

El artículo de Varsavsky representa una defensa del mercado liberal capitalista y uno se pregunta qué tiene que ver todo esto con los intereses de los indignados, cuando la crisis ha sido provocada por la mundialización, la religión de los mercados y deriva, técnicamente hablando, de la desregulación de los flujos financieros promovida desde Estados Unidos, patria del neoliberalismo (Escuela de Chicago). 

Varsavsky le echa en cara a Rajoy que no sepa inglés: quizá si el inepto y putrefacto presidente del gobierno español aprende el idioma de la Fundación Rockefeller podrá esquilmar mejor a los trabajadores españoles. Pero, la verdad, Rajoy no necesita clases de idiomas; ejerce de ramera por vocación y confórmase con unos "pocos" sobres de dinero negro contante y sonante, lenguaje universal asequible a todos los hijos de puta de la tierra.

Varsavsky, en cambio, trabaja por "patriotismo". Es un sionista y el Partido X de Simona Levi un representante directo de los intereses oligárquicos, postrero fraude, en forma de chiringuito político progre, que se apresta a barrer con lo poco que quedaba ya de independiente dentro del movimiento indignado. En especial aquellos quienes empezaron un día a sospechar que globalización e inmigración ("la pureza está en la mezcla", Varsavsky dixit) son dos caras de la misma moneda.

Nadie esperaba por ahí una revolución Rockefeller.

Nosotros tampoco.

Jaume Farrerons
25 de septiembre de 2013



















La pureza está en la mezcla
Así me uno a #nolesvotes
19 MAY 2011 15:11


Queridos amigos @edans @julioalonso @gallir @earcos y otros miembros de #nolesvotes, claro que España se merece estar mucho mejor. Hay que protestar, pero protestemos contra lo que realmente hay que cambiar:
- Protestemos por el derecho a trabajar denegado a un quinto de los españoles.
- Protestemos contra un sistema que hoy no ofrece ni vivienda ni trabajo a un tercio de los jóvenes.
- Protestemos contra una clase empresarial de baja creatividad con dificultad para competir, que se aferra a una situación de privilegios y bajísima competencia. Que cree en el ladrillo como una religión.
- Protestemos por la mejora de un sistema educativo que forma gente para el siglo pasado. Una educación dirigida por burócratas sin un verdadero entendimiento de lo que el mercado laboral necesita.
- Protestemos contra la gran parte del público que espera que el gobierno le solucione los problemas y no se moviliza y frecuentemente tiene poca ética al momento de trabajar.
- Prostestemos contra el mileurismo que es el resultado del bajísimo nivel de creación de empresas de este país, de la poca competencia entre empresas por los empleados, de la enorme tajada de la compensación de un mileurista que se lleva el gobierno.
- Protestemos contra un gobierno incapaz de hacer a España ganar el verdadero mundial que es el de la globalización, empezando por un presidente que no habla inglés y es poco respetado aquí y afuera y una oposición igual de incompetente.
- Protestemos contra un sistema de autonomías mal resuelto, que ha resultado en más y más burocratas y ha dado lugar a una duplicidad de gobernantes muy ligado a intereses del pasado o simplemente corruptos. Aclaremos las competencias y bajemos el coste del gobierno que tiene un deficit enorme.
- Protestemos contra un sistema partidista verticalista donde la gente se elige a dedo y que hace que los miembros de un gobierno tengan que aceptar cosas que no comparten, por ser miembros de un partido.
- Protestemos contra un poder desproporcionado del sistema financiero que hace que la vivienda esté inflada y que el español esté atado a su hipoteca y no hay crédito para las actividades generadoras de empleo.
-Protestemos contra una política inmigratoria que se enfoca en inmigrantes no cualificados, muchos de ellos ahora en el paro, en vez de los emigrantes creadores de empleo como los que otros paises son capaces de atraer.
-Protestemos contra una ley de alquileres que resulta en que seamos el país con más viviendas vacías de Europa y hagamos que entren al mercado y bajen los alquileres.
Ahora comparado con todo esto, lo de la ley Sinde y esas cosas son chorradas, quizás síntomas de algo, pero que no se puede comparar con no tener casa, no tener trabajo, tener una educación obsoleta y estar gobernados por incompetentes y/o chorizos. Por mi podemos dejar esa ley de lado y concentrarnos en lo que realmente le afecta la vida al ciudadano.
Así sí me uno a #nolesvotes.
PD: a todos los que me pidieron WiFi gratis en las plazas por twitter les digo que si, que donde sea que haya protestas Fon ofrece foneras gratis para tener internet en las plazas. Por favor contactar a lorena( @ )fon.com para que te de pases para conectarte gratis o foneras.

 
 Domicilio de Martin Varsavsky. Sin comentarios.

lunes, septiembre 23, 2013

David Rockefeller























El hecho de que el ilustre personaje proceda de una determinada etnia sagrada resulta, por supuesto, irrelevante; y equivocaríase quien sacara de este dato conclusiones racistas o xenófobas. No es que Hitler tuviera razón: simplemente ha sonado la flauta por casualidad.

Dice Rockefeller que en este planeta sobran 6.500 millones de estómagos inútiles. La oligarquía va, pues, a tomar las medidas oportunas contra un "desajuste" ya previsto en el Libro del Apocalipsis.

El criminal Rockefeller ha arrasado literalmente el planeta y es el responsable, directo o "indirecto" (Ruiz-Gallardón dixit), de incontables tragedias humanas. Si tienes intención de suicidarte porque estás en paro, te han desahuciado, la mujer te ha abandonado, has desarrollado una enfermedad terminal por culpa de las canalladas perpetradas por los oligarcas, etcétera, tómatelo con calma y hazle primero una amable visita al grandísimo hijo de perra David Rockefeller.

Todos los trabajadores del mundo te lo agradeceremos.

Jaume Farrerons
La Marca Hispànica
24 de septiembre de 2013

viernes, septiembre 13, 2013

La ONU se arrodilla ante Sión

Ban Ki-Moon.



















"Yo hablo como habla el pueblo; hablo de una forma demasiado ruda y demasiado cordial para los elegantes" (Friedrich Nietzsche, Así hablaba Zaratustra, III, "Del espíritu de la pesadez").

La obediente perra Ban Ki-Moon tiéndese dócil junto su amo y, sacudiendo alegremente la cola, eleva la cotización y credibilidad política de un Obama devaluado los últimos días al precio del estiércol.

Sión, para conseguir sus fines, ha tenido esta vez que mover los hilos un poco más "arriba" de la cámara de representantes estadounidense; la cual, a fin de cuentas, y a diferencia de los funcionarios de la ONU, debe responder ante unos electores, hogaño harto suspicaces tras las amargas experiencias del 11-S, Afganistán e Iraq.

El mestizo universal Obama, objeto de mofa y ridículo planetarios, necesitaba urgentemente un poco oxígeno. Se trata, en estos momentos, de modificar el estado de ánimo de la opinión pública americana (contraria a la guerra) para que los congresistas no tengan que pagar un coste demasiado alto por sus prostibularios servicios felatorios a los asesinos de Tel Aviv.

Para ello han bastado unas palabras de calculada ambigüedad en boca del secretario general de las Naciones Unidas.

!Guau, guau! Oigan cómo ladra la perrita faldera "Ban Ki".

"Al Assad ha cometido muchos crímenes contra la humanidad".
Ban Ki-Moon

Así, por una parte, afirma el domesticado y simpático animal, Al Assad "ha cometido muchos crímenes contra la humanidad". Muchos. Por otra, existirían pruebas apabullantes de que usáronse en Ghouta artefactos bélicos prohibidos. Pero, a la postre, en ningún momento se atreve el cobarde payaso a sostener que la autoría del ataque de Ghouta corresponda a Damasco. Digamos que la conclusión debe sacarla el lector u oyente, pero más por mera asociación de imágenes que por conexión lógica racional. Una curiosa forma de mentir utilizando la amalgama psicológica sin incurrir en descarada prevaricación, al menos de momento (!todo llegará sin duda!). 

EEUU ha cometido...
Muchos crímenes contra la humanidad: Hiroshima, Vietnam, Palestina...

¿Qué sentido tiene, en efecto, la imputación de "muchos" crímenes contra la humanidad formulada de esta manera, genérica y sin pruebas, si no se refiere a la circunstancia concreta de Ghouta?

¿El objeto del informe de los inspectores de la ONU es el que es, a saber, Ghouta, o quizá otros hechos que los ciudadanos desconozcamos?

Si se refiere a otros hechos, debería explicar cuáles.

O sea, el bicho, en vez de sólo ladrar, si es que es algo más que un minúsculo can salchicha castrado, tendría que acreditar qué avala tan gravísimas acusaciones. Pero no habiendo probado la culpabilidad de Damasco, esa afirmación de que Al Assad ha cometido "muchos" crímenes contra la humanidad conviértese en burda propaganda sionista. Más brevemente, o dicha pretensión se legitima en el informe de los inspectores (sobre Ghouta) o no se fundamenta en nada. Como es, al parecer, el caso. Y entonces Ban Ki-Moon resultaría ser el autor de un presunto delito de calumnias.

Por otra parte, ¿no habrían "cometido" también, así, en pretérito perfecto, "muchos crímenes contra la Humanidad" Inglaterra, Estados Unidos e Israel? ¿Cómo calificar si no Dresden, Hiroshima, Nagasaki, Vietnam o la Nakba, por poner unos pocos ejemplos?

¿Ha perpetrado Al Assad alguna atrocidad que se pueda siquiera comparar con la Nakba, Vietnam, Iraq o Hiroshima? ¿Ha emitido Ban Ki-Moon, secretario general de la ONU, una condena pública tajante de los jefes de Estado correspondientes como indubitables responsables de tales genocidios, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad? ¿La ley internacional es igual para todos o sólo se utiliza como arma propagandística contra los presuntos obstáculos erigidos ante el proyecto racista, supremacista, colonialista e imperialista del "pueblo escogido"?

Pero la mascota "Ban Ki" nada tiene que decir sobre "eso". Simple carguillo doméstico sin honor ni dignidad, le basta, cual exótica ramera, ponerse de rodillas ante Sión para mayor disfrute del pene circuncidado de Netanyahu. "!Camina a cuatro patas y ladra!", exige el distinguido "cliente". Y Ban Ki-Moon, la puta Ban Ki-Moon, satisface los deseos de quien paga. Pues quien paga, manda.

Sobre la nauseabunda manipulación mediático-corporativa en torno a las "declaraciones" de Ban Ki-Moon, véase el artículo de Antena 3, donde leemos cosas tan incongruentes como éstas:

1/ El secretario general de Naciones Unidas (sic) que el informe elaborado por los inspectores de su organización determinará "de manera aplastante" que el régimen de Al Assad ha usado armamento químico contra la población.

2/ El informe, sin embargo, no revelará quién está detrás del ataque del 21 de agosto, ya que la misión no tiene dentro de su mandato señalar las posibles responsabilidades del régimen de Bashar al Assad o los rebeldes.

3/ Ban tampoco ha acusado del ataque a las fuerzas leales al Gobierno sirio, aunque sí ha advertido de que el régimen "ha cometido muchos crímenes contra la Humanidad" durante los dos años y medio de guerra.
...muchos crímenes
contra la humanidad
!Todo esto escrito negro sobre blanco en el mismo texto! La primera frase ni siquiera es correcta desde el punto de vista sintáctico, pero en ella se afirma, sin lugar a dudas, que (1)según Ban Ki-Moon el informe determinará la autoría de Al Assad.

Sin embargo, en la segunda frase citada, (2)se sostiene que el informe no revelará ninguna autoría.

Y en la tercera, burlándose de la inteligencia del lector, el articulista a sueldo de Sión añade ahora que Ban Ki-Moon (3)no acusó de la autoría a Al Assad, lo que está en abierta contradicción con (1).

En suma, la consigna a difundir en los mass media es un fraude desmentido por la letra pequeña. Pero he escuchado idéntica falsedad por TV3 y resultaría muy posible que muchas más terminales de adoctrinamiento háyase sumado al plan de lobotomización del público actualmente en curso. Quizá ustedes puedan aportar nuevos testimonios de la campaña de instigación al odio, modelo Comisión Creel, que Sión está implementando de forma descarada para "calentar" a la gente.

Evidentemente, estas imposturas sólo son posibles porque la fuente de la "información", nada más y nada menos que la ONU, ha dado pábulo a ello y forma parte esencial de este montaje de marketing político.


Las declaraciones de Ban Ki-Moon no hacen otra cosa que desacreditar a la ONU, organismo ya de por sí tan cubierto de excrementos como el mismísimo Premio Nobel (récord difícil de batir). Ban Ki-Moon descarga de cierto peso a un Obama acorralado, humillado... Quizá repartiéndose a trozos la infamia, el bochorno personal del presidente de los EEUU no le resulte tan crudo y doloroso de soportar al arrogante país que representa. Tendremos que esperar la publicación del célebre "informe de los expertos" para que por fin queden las cartas boca arriba, pero ya sabemos que dicha investigación no se va a pronunciar sobre la autoría del ataque, sino sólo sobre el uso, o no, de armas químicas.

El criminal universal
Benjamín Netanyahu.
Así las cosas, uno se pregunta cuál es el sentido de las palabras de Ban Ki-Moon. Y éstas sólo pueden explicarse como una traición integral a la función del organismo que representa. Nacida de la narración de "el Holocausto" y de una Declaración Universal de los Derechos Humanos proclamada mientras, a la par, se perpetraba en Palestina el criminal "Plan Dalet", la ONU ha sido, es y seguirá siendo el lupanar de Washington e Israel. Las cosas no han cambiado nada con el nuevo milenio, antes bien, empeoran.

Ésta es la única conclusión que puede sacarse de las declaraciones del risible personaje "apodado" Ban Ki-Moon.

Jaume Farrerons
La Marca Hispànica
13 de septiembre de 2013

 

miércoles, septiembre 11, 2013

El fraude del 11-S y el Holocausto











La evidencia, ya apabullante, de que una cerrada cadena de manipulaciones impúdicas, sostenidas por los medios de comunicación y el estamento político oligárquicos, constituye el secreto hilo conductor de la historia contemporánea, empezó quizá en Iraq (2003) con el fraude de las "armas de destrucción masiva" y la probada falta de conexión entre el régimen de Saddam Hussein y el terrorismo de Al-Qaeda. Estos hechos, hoy incontestables, reforzaron las sospechas retrospectivas sobre lo realmente sucedido en el atentado a las Torres Gemelas de Nueva York. 



Ahora, los acontecimientos de Siria arrojan nueva luz e interrogantes respecto de lo mismo: si el yihadismo no es más que un peón de Arabia Saudí (aliado de EEUU) al servicio del criminal belicismo sionista, la famosa "tesis de la conspiración", es decir, del autoatentado en el World Trade Center el 11 de septiembre de 2001, adquiere de forma súbita una aterradora credibilidad.

Pero, además, esta duda abre las puertas a un auténtico abismo que afecta al entero imaginario de la sociedad occidental.

¿Hasta dónde alcanzan las mentiras del poder oligárquico? Vean primero, a continuación, y a la luz de todo lo que sabemos actualmente a propósito de los ataques contra Yugoslavia, Afganistán, Iraq, Libia y Siria, el enésimo y último documental sobre el 11-S:



Obsérvese, en el enlace citado, las referencias finales al Holocausto como presunto ejemplo de una honesta búsqueda de la verdad.

Nuestra pregunta es la siguiente: ¿por qué las dudas de los críticos nunca afectan a ciertos dogmas que, sin embargo, representan el núcleo mismo de la ideología oligárquica? ¿Cuál es la razón de que la "almendra esencial" de un discurso judeocristiano y sionista esencialmente mendaz permanezca intangible para el ácido corrosivo de la crítica racional? ¿Comenzaron las intoxicaciones informativas oligárquicas sólo después de la Segunda Guerra Mundial o ya tenemos ejemplos clamorosos de mentiras conscientes, en boca de las denominadas "potencias democráticas", durante la Gran Guerra e incluso antes? ¿No detectamos cierto aire de familia entre la voladura del "Maine" en el puerto de La Habana (1898)y el ataque químico de Ghouta (2013)? ¿Desde cuándo nos engañan? ¿Afecta esta impostura sistemática al relato oficial del Holocausto o, por una suerte de milagro, en este punto, y únicamente en éste, aquellos impostores empedernidos serían veraces a pesar de todas las contradicciones, bien razonables y fundamentadas, que ha venido planteando el revisionismo histórico desde hace décadas?

Preguntas y más preguntas que intentamos e intentaremos responder en esta bitácora.



(...) suele creerse que los alemanes mataron a los judíos, por lo general, en cámaras de gas, y que sin éstas, los medios modernos de transporte y una burocracia eficaz, los alemanes no habrían podido matar a millones de judíos. Persiste la creencia de que, de alguna manera, sólo la tecnología posibilitó un horror a semejante escala (...) Existe la creencia generalizada de que las cámaras de gas, debido a su eficacia (que se exagera mucho), fueron un instrumento necesario para la carnicería genocida, y que los alemanes decidieron construir cámaras de gas en primer lugar porque necesitaban unos medios más eficaces para matar judíos. (...) Todos estos criterios, que configuran básicamente la comprensión del Holocausto, se han sostenido sin discusión, como si fuesen verdades evidentes por sí mismas. Han sido prácticamente artículos de fe, procedentes de fuentes distintas de la investigación histórica, han sustituido el conocimiento fidedigno y han distorsionado el modo de entender este período (Daniel Goldhagen, Los verdugos voluntarios de Hitler, Madrid, Taurus, 2003, pp. 29-39)

 
A continuación les ruego que lean con atención la siguiente entrada de FILOSOFÍA CRÍTICA, publicada en 2011 y ampliada en 2013.

En el artículo "La narración de la tribu occidental", de 17 de enero de 2011, ya explicábamos, ilustrándolo con la obra de Chomsky Cómo nos venden la moto, el funcionamiento de la Comisión Creel durante la Primera Guerra Mundial.

Empecemos con la primera operación moderna de propaganda llevada a cabo por un gobierno. Ocurrió bajo el mandado de Woodrow Wilson. Éste fue elegido presidente en 1916 como líder de la plataforma Paz sin Victoria, cuando se cruzaba el ecuador de la Primera Guerra Mundial. La población era muy pacifista y no veía ninguna razón para involucrarse en una guerra europea; sin embargo, la administración Wilson había decidido que el país tomaría parte en el conflicto. Había por tanto que hacer algo para inducir a la sociedad la idea de la obligación de participar en la guerra. Y se creó una comisión gubernamental, conocida con el nombre de Comisión Creel, que, en seis meses, logró convertir una población pacífica en otra histérica y belicista que quería ir a la guerra y destruir todo lo que oliera a alemán, despedazar a todos los alemanes, y salvar así al mundo (Chomsky, N., Cómo nos venden la moto, Barcelona, Icaria, 2001, pp. 8-9).

Comienza el fraude colectivo. Yahvé.
En consecuencia, no puede sostenerse que el tipo de actuaciones características de Ghouta, Kosovo, el 11-S, el 11-M (Madrid) o la guerra de Iraq comenzara sólo tras la caída del Tercer Reich, dejando intacta la objetividad del relato histórico justo hasta el año 1945. La gran impostura es muy anterior. Y de esta evidencia se desprende que las dudas entorno a las actuaciones de la oligarquía deben hacerse extensivas al Holocausto. La "narración oficial de Auschwitz" podría formar parte del mismo tipo de fraudes que comenzaron con las fábulas de niños belgas devorados por los soldados alemanes durante la guerra europea de 1914-1919 o la voladura del acorazado que justificó la agresión estadounidense a España.


Idea de Bien, resurrección de Cristo, holocausto

La esencia del judeocristianismo es la mentira. Pero error y mentira son cuestiones muy distintas desde el punto de vista ético, aunque puedan coincidir los contenidos semánticos en términos epistemológicos. De la mentira -que no del mero error- obtiene la oligarquía occidental su poder sobre las masas. El judeocristiano y el sionista son mendaces por naturaleza, pero es que además el fraude constituye su eterna causa y su esencia. Es menester, por tanto, remontarse todavía más atrás en la historia, hasta Platón incluso, si aspiramos a entender -por lo menos eso- de qué manera va tejiéndose la matriz-occidente como una suerte de "pantalla" pseudo informativa que culminará con la fabricación del Mesías en forma de "realidad virtual".

Por favor, lean con atención el siguiente fragmento de Nietzsche:

La resurrección
de Cristo.
El cristianismo tiene en su base algunas sutilezas que pertenecen a Oriente. Ante todo sabe que en sí es completamente indiferente que algo sea verdadero, pero que es de suma importancia con tal que se crea que es verdadero. La verdad, y la creencia de que algo es verdadero: dos mundos completamente divergentes de intereses, casi dos mundos antitéticos - a uno y a otro se llega por caminos radicalmente distintos. Saber eso - hace en Oriente casi al sabio: así lo entienden los brahamanes, así lo entiende Platón, así, por ejemplo, todo discípulo de una sabiduría esotérica. Si, por ejemplo, hay felicidad en creerse redimido del pecado, no se necesita, como presupuesto de eso, que el hombre sea pecador, sino que se sienta pecador. Pero si lo que se necesita en general y ante todo es fe, entonces hay que desacreditar la razón, el conocimiento, la investigación: el camino que conduce a la verdad se convierte en el camino prohibido. - La esperanza firme es un estimulante mucho mayor de la vida que cualquier felicidad acontecida en realidad. A los que sufren hay que mantenerlos en pie con una esperanza que no pueda ser contradicha por ninguna realidad, - que no quede suprimida por el cumplimiento: una esperanza del más allá (Friedrich Nietzsche, El Anticristo, & 23).  

!Y cacaréase sobre el presunto irracionalismo de Nietzsche! Vean ustedes qué tiene que ver todo esto con la "magia" evoliana. Más bien, esa "magia", toda magia, representa aquéllo que Nietzsche aspiraba a diluir en la crítica y no tanto por una cuestión de cientificismo abstracto cuanto por deber, por valentía...

No hay duda; a nosotros también nos habla un "tú debes", también nosotros obedecemos a una ley severa por encima de nosotros. Y ésta es la última moral que todavía podemos comprender, la última moral que también nosotros podemos aún vivir (Friedrich Nietzsche, Aurora, Prefacio, otoño 1886).

Pasión y resurrección
del "pueblo elegido".
El "fascismo", en última instancia y a los ojos de los milenarismos secularizados, de los "progresismos", no es más que el temor a la razón llevada hasta sus últimas consecuencias. Es un socialismo racional. Marx cribado por Nietzsche en lo referente a los valores sin renunciar a los contenidos revolucionarios del marxismo, hete aquí la verdad del "fascismo". Es la ilustración depurada de la corruptora herencia utópico-profética, léase: de la "moral", de la "felicidad", de la "esperanza", del "amor"... El "fascismo" viene a corregir dos mil quinientos años de abyección e impostura. Insisto, no de error, sino de mentira consciente, deliberada, cobarde, repugnante..., perpetrada por unos asesinos, por las más crueles, viscosas y despiadadas sanguijuelas que la historia conoce. Los oligarcas son los herederos del sacerdote cristiano y del pastor protestante; y éste, a su vez, de los sectarios que introdujeron en Grecia el veneno de Oriente. Desde entonces, Europa no ha dejado de infectarse. La racionalidad se viene deformando, de manera sistemática, para someterla a los "intereses"; pero la expresión objetivada, institucionalizada, de esos intereses, tiene un nombre: "el capital". Es, en efecto, mediante el capital que la verdad -la ciencia, la filosofía, el pensamiento libre- queda atrapada, sometida, asfixiada por el poder oligárquico, el "poder" por antonomasia, antítesis de la autoridad

El "amor" en acción: Hiroshima.
No hay duda, la certeza es lo que vuelve loco... Pero para sentir así es necesario ser profundo, ser abismo, ser filósofo... Todos nosotros tenemos miedo de la verdad (Friedrich Nietzsche, Ecce Homo, &4).
 
Lo único que se ha prohibido siempre, por principio, ha sido la verdad (Friedrich Nietzsche, Ecce Homo, &3).  

Se ha torcido el proyecto griego y se lo ha allanado ante una gran peste  que viene de oriente. Hoy el estado más poderoso de la tierra, los EEUU, púdrese gobernado por una mafia de criminales, sí, mas, ante todo, por una pandilla de mentirosos que engañan de forma calculada, planificada..., y que han convertido el fraude colectivo en el fundamento del poder. No mienten ocasionalmente, antes bien, el fundamento de la oligarquía es la mentira misma. La mentira es su gran amor, su pasión, aquello que les permite existir. Subrayémoslo una vez más: la mentira es la esencia, el aire que respiran y en el que los oligarcas viven las 24 horas del día. Esperar que los techos de sus casas se abran y Yahvé les arrebate a los cielos no es simplemente cosa de tontería, es el proceder de unos auténticos canallas dispuestos a cualquier cosa con tal de obtener su "bienestar". Todavía no hemos comprendido contra quiénes luchamos, de ahí que algunos de nosotros se comporten a veces de acuerdo con determinadas pautas de conducta que definen al enemigo. Pisotear la verdad -la "salvación" del ego: síntesis de Yahvé- constituye el exquisito goce del poder y la fuente nutricia de aquella su capacidad de perpetuarse hasta convertir a la humanidad en un pelele vaciado de cualquier contenido ético identificable.

Cerrar los ojos y ver al Mesías.
Todos llevamos dentro el virus de la pirámide, el terror del faraón que experimentó por primera vez la patencia de la muerte y esclavizó a un pueblo entero para huir de ella. !Los judíos fueron sólo las últimas víctimas de la realeza nilótica! No hemos entendido aún el significado de esas gigantescas construcciones erigidas por la cobardía humana en los anales de la historia. La revolución "fascista" consiste, en primer lugar, en extirpar dicha idea egipcia. Y éste es un acto puramente espiritual, una decisión libre de enderezar el camino allí donde los europeos fuimos extraviados por la secta pitagórica en el siglo V antes de nuestra era. El heroísmo por excelencia comienza en las catacumbas del alma.


La Idea de Bien (platónica), la resurrección de Cristo y la narración oficial de "el Holocausto" son los tres hitos ya acontecidos de un proceso histórico secular que se consuma con la erradicación del sentido mismo de la verdad y, tras ella, la supresión definitiva de esa otra herencia (nuestra herencia) denominada Grecia. Un evento que coincide, ya lo habrán entendido, con el "cuarto hito", el "advenimiento" del Mesías sionista.

El fraude del 11-S tiene tras de sí, en definitiva, una larga historia que se remonta a lo más oscuro del pasado humano.

Jaume Farrerons
11 de septiembre de 2013

La verdad del "paraíso": osario comunista.


























DOCUMENTACIÓN ANEXA

Arabia Saudita y el 11-S: las preguntas que persisten

William Márquez
BBC Mundo, Washington

Última actualizaciónMiércoles, 7 de septiembre de 2011
Algunas versiones buscan establecer un vínculo entre altos funcionarios sauditas y los ataques.

Son muchas las versiones que han especulado acerca de supuestos vínculos entre el 11 de septiembre de 2001 y Arabia Saudita, más allá de la circunstancia obvia de la nacionalidad de Osama bin Laden y de varias de las personas que llevaron a cabo los atentados.

The Eleventh Day (El undécimo día) -un libro escrito por Anthony Summers y Robbyn Swan, una pareja de periodistas -él británico y ella estadounidense- es otra de esas versiones.

"Este evento es totémico para los estadounidenses... están en una constante búsqueda de la verdad", dijo a BBC Mundo Robbyn Swan desde su hogar en Irlanda.

Su esposo Anthony Summers dirige su crítica principalmente contra la comisión bipartidista del Congreso que investigó los ataques, por haber excluido 28 páginas de la versión del documento final entregada al público.
El autor asegura que esas páginas contienen información que podrían esclarecer supuestos vínculos de las altas esferas de Arabia Saudita con los 15 secuestradores (de los 19 que ejecutaron el plan) originarios de ese país.

"La completa verdad sobre esas conexiones con ámbito oficial saudita y miembros de la amplia familia real no está del todo comprendida por el público estadounidense", expresó Summers a la BBC.


Cooperación

Cabe anotar que unas semanas después de los ataques, en rueda de prensa, el entonces presidente George W. Bush dijo que los sauditas habían "cooperado completamente" con las autoridades estadounidenses.

En un extenso artículo que la revista The New Yorker hizo sobre el príncipe Bandar, amigo de la familia Bush y otrora embajador de Riad ante EE.UU., el diplomático resaltó que, en 1998, Arabia Saudita había alertado a Washington sobre un peligroso integrante de al-Qaeda operando en su país.

Fuentes de la CIA y el FBI confirmaron luego -continúa el artículo- que Bandar había pedido asistencia a la Casa Blanca para la captura del sospechoso. Esta se logró en 2002 con la participación de los sauditas.

El exdirector de la CIA George Tenet tildó la cooperación de "fantástica", mientras que el entonces director de antiterrorismo del FBI, Dale Watson, aseguró a The New Yorker que los sauditas estaban haciendo todo lo que se les pedía.

El príncipe Bandar sostiene que, antes del 11-S, Arabia Saudita había estado tan alerta a la actividad de al-Qaeda como Estados Unidos y definitivamente más alerta que el Reino Unido o Alemania.

En diciembre de 2001, el entonces monarca Fahd llamó por una erradicación del terrorismo, del que dijo era prohibido por la fe musulmana.

Omisión y comisión

En cambio, de acuerdo con el libro de Summers y Swan, altos funcionarios sauditas habrían donado millones de dólares a al-Qaeda para que no perpetraran actos violentos contra su territorio o intereses. Acompañado de esta especie de pago de protección, los sauditas harían la vista gorda con las actividades de ese grupo radical.

Los autores de The Eleventh Day trazan una línea que coloca a un alto funcionario de Arabia Saudita en California entrando en contacto con los primeros radicales en llegar a Estados Unidos, aquellos designados para pilotear los aviones secuestrados.

Según el recuento, se les dio una gira por el estado y se les brindó asistencia con dinero y alojamiento.

Summers y Swan alegan que hubo conexiones de alto nivel entre Arabia Saudita y los que llevaron a cabo los atentados.

"Cuando uno empieza a examinar las interconexiones, uno empieza a pensar que, por lo menos, en algún tipo de nivel, hubo colusión con altos funcionarios", aseguró Anthony Summers.

Añade, sin embargo, que algunos sauditas no tendrían objeciones a que las 28 páginas excluidas del informe oficial sobre el 11-S fueran publicadas.

La objeción principal, dice, viene de las autoridades estadounidenses que, cuando son cuestionadas sobre el contenido de las páginas, ni siquiera reconocen que haya algo en ellas.

"Todo se reduce al petróleo. El ininterrumpido flujo de petróleo que es la razón de la llamada relación especial de Estados Unidos con Arabia Saudita", concluye Summers.


"Equilibrio"

Robbyn Swan, por su parte, indica que el libro trata de ser lo más equilibrado posible cuando se trata de demostrar estos vínculos.

Como prueba de esto menciona que en el libro echan por tierra la popular teoría -que muchos medios daban por cierta- de que los sauditas y familiares de Osama bin Laden fueron evacuados por aire de Estados Unidos antes de que el espacio aéreo se reabriera tras los ataques.

No obstante, hay un dedo acusador contra el FBI por solo haber entrevistado un porcentaje muy reducido de sauditas y familiares de Bin Laden antes de que éstos abandonaran el país.

En general, los autores reparten la culpa de un evento -que creen que se hubiera podido evitar- entre la falta de rigor de las agencias de inteligencia, el silencio de Arabia Saudita, la circunspección del gobierno de EE.UU. y la turbia relación entre estos dos países.

La complejidad de los lazos se hace más pronunciada por el hecho -indican- de que Washington está usando a Riad para penetrar en Yemen, considerada como base de operaciones de al-Qaeda.

Pero el único interés de los sauditas en cooperar, alega el periodista británico, está en asegurar que el círculo cerrado de la familia real continúe en el poder y siga entrando el dinero. "El deseo de los sauditas es mantener el estatus quo".
 
 

lunes, septiembre 09, 2013

El régimen nacional y socialista de Bashar al-Assad

Bashar al-Assad.











“Nosotros, comunistas, adoptamos el programa fascista de 1919, programa de paz, de libertad y de defensa de los intereses obreros. Camisas Negras y Veteranos del África, llamamos a ustedes para unirnos en este programa. Proclamamos que estamos listos para combatir a su lado, Fascistas de la Vieja Guardia y Juventud Fascista, para realizar el programa fascista de 1919” (Palmiro Togliatti, secretario del Partido Comunista Italiano, Manifiesto por la salvación de Italia y la reconciliación del pueblo italiano, "Lo Stato Operario", nº 8, 1936).

Damasco nacional-socialista. Como lo oyen. Las palabras del marrano John Kerry acusando a Bashar al-Assad de ser "igual que Hitler" no se reducen sólo a la habitual demagogia antifascista. El filósofo y escritor Gabriel Albiac, comentarista televisivo y profesor universitario, conocido autor del clásico La sinagoga vacía (1987), caracterizaba así al régimen sirio a principios de 2011:

El Baaz es un partido laico. Tomó el poder en Siria el año 1963 y en Irak en 1968. Instauró, en ambos casos, regímenes de partido único. Nada extraño, si se considera la filiación hitleriana de sus fundadores y la ideología nacional-socialista de sus estatutos. Es el siguiente peón del Gran Juego que está teniendo lugar en torno a la península arábiga. Y el más decisivo.

Nos interesa ahora, sobre todo, esa "ideología nacional-socialista de sus estatutos" denostada por Albiac. ¿En qué consiste realmente la ofensa de Bashar el-Assad a los poderes oligárquicos? Adrián Salbuchi ha resumido la cuestión en ocho puntos al hilo de la exposición de una joven siria.

Siria, concluye Salbuchi, es hoy el frente de lucha contra el N.O.M. (Nuevo Orden Mundial); en esta batalla se decide la libertad de las naciones.

Hitler no mentía, por tanto, cuando caracterizó a las "democracias plutocráticas" como dictaduras del capital financiero. Los hechos han demostrado hasta la náusea, al menos en este punto, la veracidad de los pronósticos "nazis" (v.g.: Gottfried Feder) al respecto. 

El planeta entero va a ser sometido al dominio del Gran Parásito, una secta asesina, racista e irracional de extrema derecha que nada tiene que ver, en realidad, con los "derechos humanos" (aunque los utilice para sus fines) y sí mucho con el anatema, es decir, el exterminio étnico vindicativo ordenado por Yahvé.

Pero este proyecto de dominación preténdese articular, y hasta ahora lo ha conseguido con éxito asombroso, a través del monopolio capitalista de la emisión de moneda y sus consecuencias inevitables, a saber, el control de la economía productiva, la política, los Estados, los medios de comunicación, la ciencia y la cultura... El ejercicio del poder militar para allanar posibles obstáculos es sólo el último eslabón de un mecanismo que viene precedido por la colonización ideológica de las mentes y la succión vampírica de la soberanía nacional dondequiera que la oligarquía occidental introduzca sus sucios tentáculos. Sin embargo, y este dato es decisivo: el primer eslabón político del dispositivo de opresión hay que localizarlo en los bancos centrales.

Quien cuestione el dogma usurario pasa a convertirse automáticamente en "nazi" y víctima de sacrificio anatémico ritual.

El patético artículo de Gabriel Albiac es incapaz de explicar la alianza de Estados Unidos con Arabia Saudí y el papel de la yihad en la "justificación propagandística" de las intervenciones militares de Washington. El filósofo sólo podría comprender eso si su cerebro de filosionista "de buena fe" estallara en mil pedazos ante la evidencia de que los famosos terroristas no son más que la coartada técnico-jurídica de un supremacismo expansionista y colonialista enemigo de la humanidad. El mismo que, en su delirio bíblico-apocalíptico, provoca aquella catástrofe (¿Tercera Guerra Mundial?) que debería supuestamente preceder a la llegada del Mesías (imperio universal de Jerusalén). 

Esta "conspiración interminable" de la logia racial no se libra contra regímenes integristas islámicos, sino contra el nacionalismo revolucionario, contra el socialismo nacional, identitario, la única vía auténtica hacia la independencia, la libertad y soberanía de los pueblos. Porque el individuo solo, nada puede. Por ello "fascismo" significa, para el sionismo, el mal absoluto y, en este aspecto, tiene más sentido del que parece "estigmatizar" a Damasco -John Kerry dixit- como régimen "nacionalsocialista".

Jaume Farrerons
9 de septiembre de 2013



DOCUMENTOS ANEXOS

ADRIÁN SALBUCHI
Identificándose como "siria, antineoconservadora, anti nuevo orden mundial, y antisionista", a principios del año pasado abrió su propio canal en YouTube
(YouTube/User/SyrianGirlpartisan).

En un breve video en inglés de apenas nueve minutos, ella explica las "ocho razones por las que el nuevo orden mundial odia a Siria". Haremos bien en prestarle mucha atención…
 
Ese breve mensaje se desarrolla como una suerte de 'Manual del Sentido Común' que explica las razones por las que Estados Unidos de Norteamérica, el Reino Unido, la Unión Europea (especialmente Francia) e Israel se muestran tan decididos a destruir Siria, un país cuyos líderes rehúsan a arrodillarse antes los Dueños del Poder Global profundamente enquistados dentro de las estructuras de poder públicas (los Gobiernos) y privadas (el mundo corporativo y bancario) de los países occidentales.
 
Ella describe estas ocho razones de manera sucinta y convincente, dándonos a todos mucho para pensar y evaluar. Particularmente, a los pueblos estadounidense, británico, europeo y judío, que son las únicas poblaciones que pueden ejercer la necesaria presión directa sobre sus gobernantes elegidos en Washington, Londres, París, Tel Aviv y otras capitales occidentales. Ellos deben obligarlos a dejar de comportarse como criminales globales fuera de control, y empezar a escuchar la voz de sus respectivos pueblos de una manera responsable y democrática.

Ochos razones por las que el Nuevo Orden Mundial odia a Siria
 
1) El Banco Central de Siria sirve al pueblo y no a los banqueros. En otras palabras, Siria tiene un banco central que administra su propia moneda de manera que sirva al pueblo sirio y no a los megabanqueros globales controlados por el entorno Rothschild operando desde sus guaridas en Nueva York, Londres, Frankfurt, Tel Aviv, Basilea y París.
 
Esto significa que el volumen de moneda que emite está correctamente sincronizado con las verdaderas necesidades de la economía real del trabajo, la producción, los servicios y todo aquello que resulta útil para la vida de los sirios, en lugar de operar subordinado a los deseos de un conjunto de financistas extranjeros parasitarios, usureros y especuladores. Estos exigen controlar a los bancos centrales del mundo para poder así limitar artificialmente el volumen de moneda disponible para sus genuinas necesidades de la economía real, especialmente el crédito sin interés para financiar cosas útiles: plantas de energía, autopistas, redes de gas, viviendas, empresas privadas e innumerables otras iniciativas lícitas.
 
Los megabanqueros exigen así obligar a todo actor productivo –sea público o privado– a tener que recurrir forzosamente a sus préstamos con sus mortales componentes de interés compuesto usurario. Así inician la cadena mortal de deuda eterna que no puede hacer más que crecer, crecer y crecer, tal como lo atestiguan las 'crisis de deuda soberana' que golpean a país tras país a lo largo de las últimas décadas. En todos los casos, esas deudas criminales que aplastan a los pueblos fueron generadas en connivencia con los gobernantes de turno, que cumplen la función de desgobernar como 'pagadores seriales' siempre al servicio de los megabanqueros.
 
Al limitar artificialmente el volumen de 'dinero público' sin interés emitido por sus bancos centrales, se obliga a las naciones a tener que recurrir al 'dinero privado' (créditos bancarios) con sus intereses usurarios, manejado por los Rothschild, Rockefeller, Warburg, Goldman Sachs, HSBC, CitiCorp y JP Morgan Chase.
 
Claramente, una muy buena razón para que los banqueros parasitarios exijan la destrucción de Siria.

2) Siria no mantiene deudas con el FMI (Fondo Monetario Internacional). Ello significa que los líderes sirios entienden perfectamente que el FMI –un ente multilateral público constituido por sus Estados miembro– es controlado por los banqueros globales operando como sus auditores y policía recaudadora cada vez que alguno de sus miembros más débiles cae en el pozo de no poder pagar sus 'deudas soberanas'; o sea, cuando países endeudados llegan al punto en el que no pueden extraer más dinero de sus economías reales del trabajo, producción y esfuerzo de sus pueblos, siempre para entregárselo a los megabanqueros globales.
 
En cierta forma, la verdadera función del FMI consiste en operar como 'agencia recaudadora de impuestos' de los Dueños del Poder Global –su 'AFIP' o 'IRS', por así decirlo– solo que, en lugar de cobrarle impuestos directamente a las personas, lo hace a través de Gobiernos títeres que succionan el producto del pueblo trabajador para entregárselo a los banqueros.
 
¿Se empieza a comprender cuáles son las verdaderas raíces de las 'crisis de deuda' que sistemática y recurrentemente golpean a Grecia, Chipre, Irlanda, Argentina, España, Brasil, Indonesia, Italia, Portugal, México, EE.UU., Reino Unido, Francia…?
 
Cuesta imaginar un modelo de esclavitud planetaria más diabólico.
 
El Islam rechaza el interés sobre el dinero y el mecanismo de préstamo fraccional bancario, por considerarlos inmorales y antisociales. Este concepto rigió en la Libia de Muammar Gadafi; y hoy en Siria e Irán.
 
Claramente, una muy buena razón para que los megabanqueros parasitarios exijan la destrucción de Siria, tal como exigieron la destrucción de Libia y ahora apuntan contra Irán.

3) Siria ha prohibido las semillas y alimentos genéticamente modificados (GM). El presidente sirio, Bashar al Assad, los prohibió "para preservar la salud humana", comprendiendo que empresas como Monsanto se proponen controlar la provisión de alimentos en todo el mundo, sabiendo que las venideras crisis globales no serán tan solo del petróleo sino también de la capacidad de los Gobiernos para alimentar a sus poblaciones.
 
Por eso, luego de invadir a Irak, EE.UU. dio la orden que sus granjeros solo utilizaran semillas patentadas de Monsanto. Claramente, una muy buena razón para que Monsanto exija la destrucción de Siria.

4) La población siria está muy bien informada acerca del nuevo orden mundial. Sus multimedios locales y círculos académicos debaten en forma abierta la influencia excesiva que los Dueños del Poder Global detentan sobre los Gobiernos del mundo. Entienden cabalmente que en Occidente el verdadero poder no está ni en la Casa Blanca, ni en 10 de Downing Street, ni en el Congreso o Parlamento, sino en una compleja y ponderosa red de bancos de cerebros ('think-tanks') conducidos por el neoyorquino Consejo de Relaciones Exteriores, la Conferencia Bilderberg, la Comisión Trilateral, la Americas Society, el Foro Económico Mundial y el londinense Instituto Real para las Relaciones Internacionales. Estos a su vez interactúan estrechamente con los megabancos, los multimedios globales, las principales universidades, las fuerzas armadas, las grandes multinacionales y todo el mundo corporativo supranacional.
 
Como lo explica esta muchacha siria, los ciudadanos sirios también osan hablar abiertamente acerca de la influencia ilegítima de sociedades secretas como la francmasonería y la logia Skull & Bones de la Universidad Yale, que cuenta entre sus miembros a poderosos personajes como el presidente George W. Bush y el actual secretario de Estado, John Kerry.
 
Claramente, una muy buena razón para que estos mismos poderosos le exijan a su empleado Obama que destruya a Siria.

5) Siria dispone de importantes reservas de petróleo y gas. ¡Otra vez el petróleo! Cada vez que las potencias occidentales van a la guerra para "proteger la libertad, los derechos humanos y la democracia", siempre nos topamos con el olor nauseabundo del petróleo, sea en Irak, Libia, Kuwait, islas Malvinas, Afganistán…
 
Siria dispone de importantes reservas de petróleo y gas en su territorio y costas afuera en el mar Mediterráneo, y colabora con Irán en la construcción de un enorme oleoducto sin la participación de las grandes petroleras occidentales.

Claramente, la militarización de toda la producción del petróleo, sus zonas de reservas y sus vías de acceso para 'llevárselo a casa' –esté donde esté– conforma una geoestrategia prioritaria conjunta anglonorteamericana.
 
Claramente, una muy buena razón para que BP, Exxon, Royal Dutch Shell, Texaco, Total, Repsol y Chevron exijan la destrucción de Siria.

6) Siria se opone al sionismo y a Israel de una manera clara e inequívoca. Como potencia ocupadora militar en Palestina, Israel practica el 'apartheid' racista sobre los palestinos. Los líderes sirios no tienen pelos en la lengua, llamando a las cosas por su nombre: Israel es un Estado racista, imperialista y genocida, señalando entre tantos ejemplos el muro del oprobio que levantaron los israelíes encerrando a toda Palestina en lo que solo puede describirse como un gigantesco campo de concentración donde se maltrata, asesina y humilla a los palestinos. ¡Israel administra un auténtico Auschwitz en Oriente Medio!
 
Esta misma visión preclara era compartida por el libio Gaddafi y el iraquí Saddam, y hoy también lo es por los líderes de Irán, China, Rusia y la India.
 
Claramente, una muy buena razón para que grupos de choque político como AIPAC (Comité Estadounidense-Israelí de Asuntos Públicos), el Congreso Mundial Judío, la ADL (Liga Antidifamación), el Likud, Kadima y el dúo Netanyahu-Lieberman exijan al unísono la destrucción de Siria.

7) Siria es uno de los últimos estados seculares en Oriente Medio, mientras que los supremacistas judeosionistas –al igual que sus cristianos renacidos 'bushianos' y sus fanáticos proponentes de "Israel primero" en EE.UU. y Occidente– necesitan que todos los pueblos obedezcan la supuesta "voluntad de Yahweh", un oscuro demiurgo que tiene su 'pueblo elegido'.
 
La orden implícita de los Dueños del Poder Global es clara: todos deben aceptar una supuesta superioridad israelí, mientras que nuestra muchacha siria señala que jamás pudieron imponerle a Siria semejante barbaridad, como jamás pudieron convencer al Irak de Saddam, a la Libia de Gaddafi, y por supuesto tampoco al Irán de los ayatolás.
 
Ella explica que en Siria "preguntarle a alguien sobre su religión es de mala educación", ya que Siria ha sido tierra fértil en la que crecieron las principales religiones del mundo a lo largo de milenios, lo que ha enseñado a los sirios a ser discretos, tolerantes y respetuosos con todos los credos.
 
Esto no lo respetan los reinos de ricos jeques árabes prooccidentales, ni la paranoia antiislámica que reina en EE.UU., Gran Bretaña y la Unión Europea, donde se ha llegado a sancionar legislación que impone las más desfachatadas mentiras culturales, políticas e históricas según lo exigen sus propios fanáticos religiosos que insisten en que su dios solo acepta una única clase de holocausto.
 
Claramente, una muy buena razón para que los fanáticos neoconservadores y su policía del pensamiento salida del '1984' de Orwell exijan la destrucción de Siria.

8) Siria conserva y protege con orgullo su identidad nacional política y cultural. La muchacha siria enfatiza la voluntad de su pueblo de "proteger su individualidad" al tiempo que respeta la de los demás. Los artífices del venidero Gobierno Mundial simplemente odian a quienes se opongan a la estandarización que imponen en el pensamiento, el comportamiento y los 'valores'. Un mundo donde la dictadura de las grandes marcas occidentales, sus 'shoppings', modas y estilos "hacen que todos los lugares del mundo se parezcan, lo que nos lleva a un mundo muy aburrido".
 
Hoy en día, el pensamiento 'revolucionario' occidental ha quedado limitado a elegir entre Coca y Pepsi.
 
Claramente, una muy buena razón para que Coca, Pepsi, McDonald’s, Levis, Lauder, Planet Hollywood y Burger King exijan la destrucción de Siria.

El mensaje de esta muchacha siria concluye recordando al mundo que "si Siria cae, bien podría ser la batalla decisiva que conduzca a la victoria del Nuevo Orden Mundial", agregando que hoy "Siria es el frente de batalla contra el Nuevo Orden Mundial".
 
Sabias palabras de una joven que comprende el fracaso estrepitoso de la clase política de las potencias occidentales que solo parece haber logrado poner a todo el mundo patas para arriba, envenenando a Gobiernos y estructuras de poder privadas, sea en Washington, Nueva York, Londres y París, o en Berlín, Roma, Bogotá, Madrid, Tokio, Seúl, Ámsterdam o Riad.
 
Si a veces la industria del 'entretenimiento' de Hollywood ha de servirnos de guía que refleje los rincones más oscuros de la psiquis enferma de los Dueños del Poder Global, podríamos decir que los gobernantes occidentales están actuando el drama hollywoodense de aquella famosa película, 'El planeta de los simios'.
 
En la misma Hollywood imagina un mundo en el que una horrorosa e infernal inversión genética encumbra a ignorantes y destructivos animales –los simios– en el poder mundial, al tiempo que nobles y derrotados seres humanos son esclavizados y arrojados dentro de jaulas.
 
¿Será esta la metáfora que mejor describe la agresión irracional de Estados Unidos contra Siria?
 
Las ocho razones descriptas conforman una buena guía que nos permitirá recuperar a nuestras naciones, para volver a colocarlas en el camino recto y correcto, arrancándolas de las garras de los dueños de este mundo, que claramente hoy están totalmente fuera de control.
 
Más allá de que seamos americanos, europeos, árabes, musulmanes, cristianos, judíos, budistas, hindúes o sintoístas, ha llegado la hora de los pueblos.
 
Ha llegado la hora en que los pueblos hagan tronar sus voces en las calles y plazas de nuestras ciudades, demandando que los Gobiernos 'democráticamente' elegidos en todo Occidente dejen de hacer las locuras que hacen y empiecen a hacer lo que los pueblos demandan de ellos.
 
Nuestra joven amiga siria innegablemente nos ha dado un ejemplo a seguir.     

Adrian Salbuchi para RT
Adrian Salbuchi es analista político, autor, conferencista y comentador de radio y televisión en Argentina.  www.proyectosegundarepublica.comwww.asabuchi.com.ar 
Adrian Salbuchi para RT
Adrian Salbuchi es analista político, autor, conductor del programa de televisión “Segunda República” por el Canal TLV1 de Argentina. Fundador del Proyecto Segunda República (PSR). 
www.proyectosegundarepublica.com